Miércoles, 28 de marzo de 2007
"Chávez dice que ha enterrado la democracia representativa"

Por Pablo O´Brien
ALBERTO GARRIDO GARCÍA, intelectual venezolano, es quizás el que más tiempo ha dedicado a estudiar a Hugo Chávez y su proyecto bolivariano

¿Cómo definiría el proyecto político chavista o bolivariano?
Como un proyecto revolucionario sui géneris. Para que se entienda: sería una especie de fujimorismo con intención revolucionaria.

¿Debemos entender el término revolucionario en el sentido marxista?
Así es.

¿Una revolución pacífica?
Chávez lo ha expresado así: "La revolución es pacífica, pero está armada y es cívico-militar".

¿Y por qué lo considera una especie de fujimorismo?
Porque controla todas las instituciones del Estado mediante un soporte legal y con el apoyo de las Fuerzas Armadas. Al contrario de Fujimori, Chávez tiene como meta el desarrollo de un proceso revolucionario a nivel nacional y mundial.

¿ El proyecto del presidente Hugo Chávez es reciente o se gestó antes de llegar al poder?
Nació antes de llegar al poder. Durante su proceso de formación ideológica y política, él recibió dos influencias decisivas. La primera procede de Douglas Bravo (un legendario guerrillero venezolano de los años 60). Este líder guerrillero creía en una revolución continental que, en concreto, significara una segunda emancipación. Esta emancipación recogería el espíritu de Bolívar. La segunda influencia le viene de Norberto Cerosele (un controvertido ideólogo y político argentino), quien pensaba en la necesidad de establecer un poder multipolar para enfrentar la intención unipolar de eje estadounidense-israelí. Chávez fusiona estas dos troncales y de allí nace su concepción revolucionaria continental, la cual refuerza al entablar relaciones con Fidel Castro en 1994.

¿Cuál es su estrategia?
Lo que yo llamo la diplomacia petrolera.

¿En qué consiste esa diplomacia?
Mire, el mundo atraviesa por una crisis energética. Esta coyuntura le da a Chávez un particular poder. Gracias a la producción petrolera y al control de las reservas de energía, él ha establecido lazos estrechos con Rusia, Irán y China. Además, aprovechando la gran animadversión contra EE.UU., mantiene relaciones tácticas con España y Francia. Ambos países han invertido mucho dinero en Venezuela.

¿Y qué papel cumple la alianza de Venezuela y Cuba?
Ambas revoluciones --la cubana y la bolivariana o venezolana-- han ingresado a un proceso de fusión. Actualmente existen, según palabras del propio Chávez, unos 20 mil cubanos en Venezuela trabajando básicamente en dos misiones: la misión barrio adentro (para mejorar la salud) y la misión Robinson (dedicada a labores educativas). Durante el 2005 se produjeron contactos militares muy estrechos. Actualmente las doctrinas militares cubana y venezolana son similares. Mientras en Cuba se habla de prepararse para desarrollar la guerra de todo el pueblo, en Venezuela los planes militares establecen la defensa integral de la nación por la vía de una guerra asimétrica (el Gobierno repartiría armas al pueblo, creando milicias populares).

¿Él quiere convertir Venezuela en una república socialista?
Efectivamente, así lo ha dicho.

¿Pero cómo lo haría?
El día de hoy (jueves, 5 de enero) se instaló la Asamblea Nacional, en la que Chávez tiene el control absoluto. Esta asamblea producirá las modificaciones legales y elaborará las nuevas bases del estado socialista.

El discurso de Chávez suena muy antinorteamericano.
La concepción bolivariana predica que toda América Latina debe independizarse de EE.UU.

¿Con ello propone una revolución exportable?
Chávez no entiende ni acepta el término exportación. No olvidemos que Bolívar hablaba de la Patria Grande. El espacio vital de los bolivarianos, nos dice, es la América no estadounidense: América Latina y el Caribe.

¿Existe una partida de nacimiento bolivariana?
Sí, y data de 1994. En ese año Chávez viaja a Colombia y se reúne con los ex guerrilleros del M19, Horacio Serpa y otros. Viaja acompañado por Norberto Ceresole. Tras esas conversaciones, él crea una Internacional Bolivariana que tiene como principal tarea difundir el ideario bolivariano a través de la web. Y en ese mismo año, se produce en Buenos Aires el primer Congreso Anfictiónico Bolivariano de esta nueva era (el primero fue convocado en Lima por Simón Bolívar, a imagen de la Grecia clásica, en 1824, y se celebró 1826 en Panamá) y se empieza a internacionalizar los círculos bolivarianos.

Este Congreso Anfictiónico da origen al Congreso Bolivariano de los Pueblos.
Así es, hacia el 2003, Chávez decide que es necesario pasar del plano propagandístico al político. Por eso se convoca el Congreso Bolivariano de los Pueblos, que realiza en Caracas entre el 23 y 24 de noviembre de ese año. Previamente se efectuó un congreso preparatorio en Sao Paulo, el cual fue convocado por el Movimiento de los Sin Tierra (grupo político campesino que exige una reforma agraria mediante toma de tierras).

¿Cómo es la organización del Congreso Bolivariano?
La secretaría política está integrada por el Partido Comunista Cubano, los Círculos Bolivarianos Venezolanos, el Movimiento al Socialismo (MAS) Boliviano, los Sin Tierra del Brasil, los Piqueteros Argentinos, el Movimiento Pachacuti de Ecuador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FLN) de El Salvador y los Sandinistas de Nicaragua. A la vez, hay más de cien organizaciones de todo el continente que pertenecen y asisten a estos congresos.

Chávez implementa una estrategia que consiste en apoyar a grupos políticos afines, ayudándolos a que lleguen al poder en sus países, en tanto despliega su diplomacia petrolera para ganar a presidentes con los que no compartía los mismos principios.
Sobre las acusaciones de financiamiento a grupos políticos se ha dicho mucho, pero hasta el momento no hay pruebas.

No hablemos de financiamiento, pero sí de un cierto auspicio, un soporte político.
Cuando Chávez reivindica a Humala, de hecho lo auspicia, pero no se puede decir que entrega dólares porque no hay pruebas. Lo mismo sucede con Morales. Es indudable que con Evo existe una coordinación político-programática, aunque ideológicamente esta relación es muy flexible.

Sin embargo, con Kirchner, el presidente argentino, el acercamiento de posiciones se hace más evidente
En el caso argentino, Chávez emplea la diplomacia petrolera y financiera. Venezuela ha comprado bonos argentinos recientemente. Ahí esta el monto exacto de lo que ha costado ese acercamiento (Venezuela adquirió bonos argentinos por 2.400 millones de dólares, los cuales contribuyeron a cancelar la totalidad de la deuda del país sureño con el FMI).

¿Chávez busca crear un bloque antinorteamericano en la región?
Empecemos por ver qué hizo EE.UU. Planteó el aérea de libre comercio, pero tratando de imponer sus condiciones. Por eso cada país latinoamericano se ha tenido que sentar a negociar punto por punto distintas cosas: el tema de los subsidios, de las patentes, etc. Chávez, en cambio, ha hecho lo inverso. Por ejemplo, Kirchner necesita dinero, necesita petróleo... bueno, él se aparece y asunto arreglado. Evo necesita petróleo, se lo da. Ese es el poder del petróleo. Incluso para Brasil, Chávez se ha convertido en una especie de soporte de Lula. Y es que la relación Chávez-Lula tiene felices a los empresarios brasileños, especialmente por la construcción de la refinería de Pernambuco y los negocios de Odebrecht en Venezuela. Si no fuera por esta larga mano de Chávez, quizá Lula habría tenido el mismo fin que Collor de Mello.

Pero está claro que las relaciones con Lula y Kirchner no se mueven en el plano revolucionario.
Por supuesto. Las relaciones con Lula o Kirchner son completamente diferentes a las relaciones estratégicas revolucionarias que plantea con otros movimientos. Detrás de Lula, de Kirchner, de Tabaré y de Lagos, no hay un proceso revolucionario. Es que actualmente, en Sudamérica, coexisten dos izquierdas completamente distintas. Unas se mueven en el marco de la democracia representativa y de las economías de mercado. Las otras plantean un socialismo radical, que es como llama el Pentágono de EE.UU. a los populismos radicales.

Volviendo al tema interno. Cómo entiende el modelo económico que lleva Chávez en Venezuela, ahora que anuncia que su país se convertirá al socialismo.
Eso se sabrá cuando la asamblea entre en funciones. Solo entonces veremos hasta dónde llegará. Hasta hoy tenemos un modelo híbrido entre el modelo capitalista clásico con embriones de lo que Chávez llama economía endógena. Doy un ejemplo: Chávez no habla de seguridad alimentaria, habla de soberanía alimentaria. Es decir, yo produzco mis alimentos.

¿Se puede decir que Chávez piensa ir hacia un régimen mixto como el chino?
En 1998, Chávez dice que uno de los modelos por seguir es el chino. El problema es que no somos chinos. Entonces está buscando un camino propio y ha tenido muchas dificultades.

Entonces se ignora qué modelo va a implementar.
Sabemos que va al socialismo. Lo que no está claro es de qué manera lo hará y cuánto tiempo le tomará.

Hasta ahora, la economía de mercado en Venezuela sigue funcionando. No hay restricciones, tampoco nacionalizaciones, salvo algunos intentos de confiscar tierras.
Nada de eso ocurre porque Chávez privilegia el accionar internacional. Y es que no puede abrirse muchos frentes. Por eso solo ha tomado medidas tibias: intervenciones parciales de latifundios, énfasis en el cobro de impuestos , etc.

¿Las inversiones extranjeras, incluso las norteamericanas, han seguido llegando?
Sí, pero junto con ellas están las famosas misiones que cubren aspectos sociales. Una de las más exitosas es la Mercal: el Estado compra las mercaderías directamente a los productores nacionales o internacionales y las distribuye a los consumidores a través de una cadena de tiendas de gran tamaño. De esta forma se abaratan los costos.

Venezuela ha recibido ingresos exorbitantes gracias al petróleo. No obstante, sus índices de pobreza se han incrementado.
No sé si se han incrementado, pero existe una inmensa pobreza. Pareciera no existir una racionalidad entre el ritmo de crecimiento de ingresos con la disminución de la pobreza.

¿A qué atribuye esta situación?
Chávez tiene un problema gravísimo que él mismo ha señalado. Reconoce que su gobierno padece de ineficiencia, corrupción y burocratismo. Él no ha podido solucionar esos problemas. Por eso uno ve más gente en las calles protestando. Lo curioso es que no son opositores, son las bases chavistas las que salen a las calles. Pero, ojo, no le reclaman a Chávez; le reclaman a funcionarios del gobierno.

Tampoco se ven grandes obras de infraestructura
Imagínese que nos vamos a quedar aislados del aeropuerto y del puerto (la única vía de acceso, el viaducto que cruza los cerros, está por derrumbarse por falta de mantenimiento). Eso es una tragedia.

Chávez tiene un discurso confrontacional con la oposición. La acusa de todos los males, de quedarse con las riquezas del pueblo venezolano...
"Ser rico es malo", le dice Chávez.

No tiene ningún respeto por las reglas democráticas.
Es que tiene un concepto distinto de la democracia. Él dice: "Mi democracia es revolucionaria". Y agrega: "La democracia revolucionaria significa la muerte de la democracia representativa". Quienes intentan juzgar a Chávez desde los principios de la democracia representativa, en realidad, están mirando el sexo a los ángeles. No hay democracia representativa

Y no la quiere, ni la persigue, ni la busca... 
Él afirma que "la ha enterrado". Chávez es un individuo que todo lo dice; lo que pasa es que nadie lo escucha, ni lo toma en serio.

Pero mantiene la careta democrática. Hay un calendario electoral fijo, y aparenta el respeto a la división de poderes 
Lo hace para conseguir la legitimación internacional. Pero en realidad la cosa va por otro lado. Chávez afirma que se va a quedar hasta el 2030. Es decir, está desconociendo la alternabilidad, que es un principio básico de la democracia representativa.

¿Y tiene un proyecto para llegar hasta el 2030?
Con la misma ineficiencia, burocracia y corrupción, imposible. Además, las confrontaciones internacionales van a crecer. Porque hoy en día los lobbies petroleros norteamericanos todavía están tranquilos, pero cuando se haga imposible implementar la segunda parte del Plan Colombia y Evo Morales, con el apoyo de Chávez, legalice la hoja de coca, las cosas se van a complicar.

¿En este contexto, cómo ve el apoyo a Ollanta Humala?
Chávez piensa que, si apoya a un candidato antisistema como es el caso de Ollanta Humala, obtendrá réditos. Además, al incorporar a Ollanta a su proyecto, Chávez gana fuerza, porque él no tenía en el Perú un representante de peso al interior de la Internacional Bolivariana. Con esto, ambos personajes salen ganando.

LA FICHA
NOMBRE: Alberto Garrido García.
FORMACIÓN: Filósofo con una maestría en Desarrollo Agrario y un doctorado en Psicología Social.
PROFESIÓN: Profesor universitario, analista y periodista.
LIBROS: "Historia Secreta de la Revolución Bolivariana", "De la Guerrilla al Militarismo", "Guerrilla y Plan Colombia", "Mi Amigo Chávez", "El Otro Chávez", "Testimonios de la Revolución Bolivariana", "Documentos de la Revolución Bolivariana", "Notas sobre la Revolución bolivariana", "Guerrilla y Revolución Bolivariana", "Guerra Global", "Plan Colombia y Revolución Bolivariana", "La Línea Roja de Chávez", "Revolución Bolivariana" y "La Guerra Asimétrica de Chávez".


4 Los tres maestros del comandante



¿Cree que la situación de nuestro fútbol mejorará si Manuel Burga y su directiva salen de la FPF?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa