>
 
Sábado, 1 de abril de 2006
Entrevista Bill Powers: "El Gobierno se ha convertido en socio de TGP, por eso la defiende"

El director de ingeniería de E-Tech considera que se requiere implementar la auditoría ambiental a Camisea prometida por el BID



El informe de la organización no gubernamental E-Tech sobre la situación del gasoducto de Camisea generó una gran polémica. Presentado en febrero pasado ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el informe señala que la tubería de Camisea tiene graves fallas en su construcción (se usó tuberías sobrantes de otros proyectos en Brasil y Ecuador y fueron mal soldadas). El Gobierno, la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP), Osinerg y el Ministerio de Energía y Minas han desestimado este informe y lo han calificado de impreciso.

Bill Powers, director de ingeniería de E-Tech, es coautor de este informe junto con Carlos Salazar (ex supervisor de la constructora Techint, constructora del gasoducto). Powers señala que aún existen aristas que TGP no ha logrado resolver y lo justo sería realizar una auditoría independiente que vaya más allá del aspecto técnico.

El informe que dice que el ducto de Camisea presenta fallas en su construcción lo presentaron al BID. ¿Por qué no lo presentaron al Estado peruano?
De alguna manera sí lo hicimos. Presentamos el reporte al Gobierno cuando hicimos la presentación en la reunión del BID del 27 de febrero. Nosotros desarrollamos el informe con nuestros propios recursos, no nos contrató el Gobierno por eso presentamos el análisis a un organismo más accesible, como el BID.

¿Por qué hicieron este informe?
Lo hicimos en gran parte por frustración con el proceso iniciado por el BID. Hay una cláusula en el préstamo que el banco le hizo a TGP que establece la realización de una auditoría independiente. En eso estábamos interesados tanto el ingeniero (Carlos) Salazar como los integrantes de E-Tech. Estábamos trabajando en eso desde hace dos años pero siempre hubo demoras, falta de fondos, etc. En el tiempo que solicitábamos la formación de la auditoría, en el 2003, no había ninguna señal de que se presentarían problemas, pero ahora hemos visto cinco fallas. Por eso pensamos que el BID no está comprometido con realizar una auditoría independiente.

¿Pero no era lo correcto presentar este informe a una entidad supervisora como el Osinerg antes que al BID?
Tengo respeto del trabajo de Osinerg. Esta organización ha pedido más recursos para contratar más gente y ampliar su habilidad de auditar este proyecto. Estamos de acuerdo con ello. Pero hemos visto que este sistema de control del gasoducto simplemente no funciona. No hay una auditoría verdadera, si lo hubiera no se habría visto cinco fallas. Es inédito ver que esto pase en la primera etapa de operaciones de un gasoducto. Es ridículo lo que dice TGP de que esto es normal. Si la empresa hubiera previsto durante la licitación que se debería esperar por lo menos media docena de fallas en la primera etapa de operaciones por los desafíos inherentes en la obra nunca habría ganado la licitación por autocalificarse como incapaz. Ahora se defiende culpando al terreno, esto es una tontería.

¿Por qué el autor del informe (Carlos Salazar) no advirtió las fallas en la construcción cuando esta se desarrollaba y cuando era empleado de Techint?
Es que en el campo los supervisores de Techint no hacían caso a los comentarios de los inspectores peruanos. No procesaban los análisis y las recomendaciones de los inspectores bajo contrato y por eso él se retiró del proyecto.

¿Pero esperó hasta que sucedieran cuatro roturas, quizás en la primera pudo haber hecho alguna advertencia?
No esperó mucho. Cuando nos conocimos en marzo del 2004, cinco meses antes de que se pusiera en marcha el proyecto, él ya estaba interesado en trabajar con nosotros como parte de un equipo de auditores independientes para brindar de manera correcta, con apoyo del BID, la revisión del proyecto. Pero el BID ha estado demorando y obstaculizando el arranque de esta auditoría.

¿Qué respuesta tuvieron del BID luego de presentar el informe?
El BID está portándose ahora como si fuera parte de TGP. Dice que la empresa hizo un reporte donde aclaró cada punto del informe de E-Tech. Hace una semana el BID difundió una carta diciendo que TGP ha rechazado todas las acusaciones de E-Tech. En nuestra respuesta hemos anotado varios errores en su reporte, errores impactantes.

TGP dijo que les otorgaría toda la información que deseen para analizar la situación de la tubería. ¿Van a aceptar esta invitación?
Queremos hacerlo lo más pronto posible, pero dentro del marco de una auditoría independiente, no queremos entrar en las oficinas de TGP con una media docena de ejecutivos a nuestro alrededor. En el momento que entremos en la oficina de TGP la empresa va a decir que E-Tech tuvo la oportunidad de revisar los documentos.

¿Confían en la auditoría que está convocando Osinerg y el MEM?
Los componentes técnicos del alcance de su auditoría son apropiados. El problema es que los que están controlando la auditoría son directamente o indirectamente socios en el proyecto.

¿A quiénes se refiere?
A las empresas que son parte del consorcio de transporte y al propio Gobierno. Tienes el caso de un primer ministro (Pedro Pablo Kuczynski) que ha trabajado (en el 2002) en una empresa socia del proyecto; Osinerg, que tiene buenas intenciones, pero simplemente se ve como parte del proceso que permitió cinco fallas en pocos meses.

¿La auditoría que espera hacer el gobierno a la tubería de Camisea es básicamente técnica, no considera el tema ambiental ni social. ¿Qué opina al respecto?
Es limitada, es una medida de emergencia. El Gobierno está proponiendo algo para calmar la preocupación del público y de los políticos sobre los problemas de los ductos. Nuestra propuesta ha sido enfocar el problema en los ductos pero enlazarlo con el componente ambiental.

¿Reafirman que las tuberías en el poliducto son sobrantes de proyectos en Brasil y Ecuador?
Sí. Pero no tenemos datos precisos sobre las cantidades almacenadas en estos países. En el contrato firmado entre TGP y el Estado hay una prohibición explícita contra el uso de tubería sobrante de otros proyectos por eso TGP no tiene más remedio que desmentir el uso de un solo tubo sobrante porque de admitirlo está violando el contrato y por eso no me sorprende su respuesta.

¿Pero Osinerg y el MEM han certificado lo que dice TGP?
Este problema pasa todo el tiempo, no solo en el Perú. Si el Gobierno fiscaliza y aprueba el proyecto, cuando se descubre que el contratista no hizo bien su trabajo, entonces el Gobierno es también responsable y defiende su labor. En ese sentido, el Gobierno se ha convertido en socio de TGP, por eso la defiende. Nosotros tenemos tres ingenieros que pueden certificar que el trabajo no ha sido realizado en forma correcta, pero requieren estar bajo la protección de una auditoría independiente. Si no, es ponerlos en riesgo.


La ficha
Nombre
: Bill Powers
Profesión: Ingeniero mecánico, Duke University.
Edad: 48
Situación familiar: Casado
Cargo: Director de Ingeniería
Organización: E- Tech International
Otros cargos : Trabajó en el departamento de Defensa de Estados Unidos y ENSR Consulting and Engineering. Es miembro de la Air & Waste Management Association.

Auditoría que avanza
Osinerg se apresta a formar un grupo que seleccionará, en el plazo de un mes, a la empresa que auditará los ductos de Camisea. La empresa TGP será la que financiará dicha auditoría mediante el depósito del dinero que se requiera a un fondo administrado por Osinerg. Se asegura que la empresa no tendrá ninguna injerencia en la elección de la auditora.



Manuel Marticorena Solís



¿Cree usted que las páginas web de los partidos ofrecen ahora información de utilidad para el elector?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa