Miércoles, 24 de mayo de 2006
Rincón del autor: Buenas noches y 'good luck'
Por Abelardo Sánchez León
Durante el debate presidencial surgieron del lodo algunos de esos fantasmas de la intrincada red de poder alterno: Vladimiro Montesinos y Agustín Mantilla

El debate presidencial no debió tener espacios publicitarios por tres razones. Porque era un espacio de educación ciudadana, de interés nacional. Pocos son los espacios televisivos que ostentan este rango en el Perú. Segundo, porque da pie a que se transmita publicidad de programas políticos que interfieren, obviamente, con los rostros de los dos candidatos en acción. Ese fue el caso de la publicidad de un próximo programa que vendía a Fujimori como atracción central. Y, por último, aunque con un enfoque más fenicio, los canales se beneficiaron de un ráting gratis, pues dudo que les hayan ofrecido a los candidatos algo a cambio de su presentación.

¿Qué más se puede opinar del debate presidencial si ya todos metieron su cuchara? Expondré, entonces, una imagen propia de videntes. Vi, clarísimo, que en el 2011 debatían Ollanta y Fujimori en la explanada del estadio Monumental, en Ate, y a los dos candidatos los asesoraba Vladimiro Montesinos en un alarde de jugador todoterreno. ¿Quién podrá reemplazar como candidato a Alan García de aquí a cinco años? ¿Quién podrá recorrer el país, financiar y preparar personeros de aquí al 2011? Castañeda Lossio está crudo, Alberto Andrade está gordo, Rafael Rey estará en el convento, Lourdes Flores estará dedicada al cuidado del jardín de su casa y Jorge del Castillo no tiene eso que llaman ángel. ¿Quién podrá, de aquí a cinco años, enfrentar a un Ollanta robustecido, con mejor dicción, siempre financiado, o a un Fujimori que afirma, sin vergüenza en la cara, que corre por sus venas unas ganas locas de participar en las elecciones el 2011?

La lógica es sucia y descarnada: "No hay más remedio que votar por Alan", se justifican varios. "Lo hago contra mi voluntad, tapándome la nariz, porque es mejor escoger un mal conocido que otro por conocer". Lo arriesgado de ese razonamiento es que de aquí a cinco años muchos respaldarán a Fujimori (el mal menor) cuando enfrente a Ollanta Humala. ¿Es esta una pesadilla peruana? Pues sí. Despertemos, si es posible: este país se lo han robado en 1990 y no lo van a devolver fácilmente. Durante el debate presidencial surgieron del lodo algunos de esos fantasmas de la intrincada red de poder alterno: Vladimiro Montesinos y Agustín Mantilla. ¿En esa red, dónde se ubican los dos candidatos del 2006 y qué papel desempeñan en la construcción del futuro escenario político? La atolondrada exposición de promesas sonaba a simples palabras; palabras, tan solo palabras, porque el formato no permitía un debate medianamente profundo y porque los televidentes seguían indagando en las oscuridades que subyacen en ambos candidatos. No era fácil creérselas.






¿Qué opina de las obras que se están haciendo en la Costa Verde?
4

Envíe su opinión



Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa