Sábado, 17 de junio de 2006
Presidente electo en contra del subsidio del Estado que favorece a partidos políticos

Como ya se ha hecho costumbre, el presidente electo de la República, Alan García Pérez, volvió a la carga para rechazar nuevamente que su futuro gobierno vaya a financiar con recursos del erario nacional a los partidos políticos que hayan superado la valla electoral del 4% de los votos obtenidos en el reciente proceso electoral.



Eso es lo que dispone la ley de partidos políticos, aprobada por el Congreso de la República en el 2003 y que el líder del Apra desea desconocer de una manera particular: "La ley establece que el gobierno va a pagar ese subsidio a los grupos políticos de acuerdo a las posibilidades de la caja fiscal; yo declaro que el presupuesto no tiene ninguna posibilidad de entregar dinero a los partidos políticos".

El futuro primer mandatario sostuvo que el Estado "tiene cosas prioritarias que atender, en lugar de entregar millones de soles a cada una de las agrupaciones políticas". Dijo que esa postura iba a ser aplicada a partir del 28 de julio, como un gesto de austeridad y responsabilidad social frente a la pobreza que azota al país.

TODOS MENOS VENEZUELA
Por cierto, la Asociación Civil Transparencia maneja una tesis contraria.

Señala que el financiamiento a los partidos políticos es fundamental para evitar el predominio de los intereses privados y el flujo de dinero oculto, que es una de las bases del transfuguismo y la corrupción.

En ese sentido, la Asociación Civil Transparencia señala que Venezuela, con Hugo Chávez a la cabeza, es el único país de América Latina que no cumple con financiar a sus partidos políticos.

Con el dinero proporcionado por el Estado, los partidos políticos tendrían la posibilidad de formar y capacitar a nuevos cuadros, realizar acciones de investigación social y mantener cierta presencia física en todo el país.

SE EXIGE UN ESTRICTO CONTROL
No se crea que el dinero nunca va a ser fiscalizado. La ley de partidos políticos establece severas sanciones a los grupos que no presenten el detalle de los ingresos y gastos anuales a la oficina de supervisión de fondos de la ONPE.

En ese caso, los partidos políticos se arriesgan a perder el financiamiento del Estado.

Si los grupos partidarios omiten o adulteran intencionalmente datos contables sobre el dinero que han recibido, podrían sufrir una multa que no debe ser menor de 10 ni mayor de 50 veces el monto de la contribución que ha sido falseada.

Si a pesar del financiamiento que brinda el Estado y que provenga de los recursos privados, cuyos montos son reglamentados de acuerdo a ley, alguno de los grupos partidarios es detectado recibiendo dinero de fuentes aparentemente desconocidas, tendrá que pagar una multa que no deberá ser menor de 10 ni mayor de 30 veces el monto de la suma recibida irregularmente.

ONPE capacitará a contadores
Este 28 de junio, cerca de 33 partidos políticos tendrán que presentar obligatoriamente ante la ONPE sus respectivos balances financieros correspondientes al 2005.

Ello de acuerdo con el artículo 34 de la ley de partidos políticos.

Los grupos políticos que hayan superado la valla electoral del 4% de los votos y que no cumplan con entregar esa información a la ONPE serán castigados con la suspensión del financiamiento del Estado que se haría efectivo en el 2007.

Fuentes de la ONPE señalan que el financiamiento que deberá entregarse a los grupos partidarios llegaría a los 49 millones de soles.

Para evitar problemas, el 21 de junio la ONPE brindará un taller a los contadores y tesoreros de los partidos políticos para adiestrarlos en la elaboración de los balances financieros.






Los niños pasan más de 300 minutos al día viendo la TV. Violencia y sexo inundan la programación.

4

Envíe su opinión



Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa