Domingo, 16 de julio de 2006
El MRTA se reactiva al interior de la Coordinadora Bolivariana
ALETEOS DE LA SUBVERSIÓN
La Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), controlada por el MRTA, se fortalece, capta jóvenes, fustiga el TLC y demanda la liberación de subversivos que están en prisión.

Desde que Hugo Chávez llegó al poder, las organizaciones que dicen reivindicar el legado de Simón Bolívar han brotado por América Latina. Este insospechado fenómeno, que hoy se manifiesta también en el Perú, se encuentra operando bajo el nombre de Coordinadora Continental Bolivariana-Capítulo Perú (CCB-CP).

La CCB, como ya hemos mencionado en un informe anterior (09-07-06), es una agrupación que reúne a los principales movimientos latinoamericanos que creen en la lucha armada como medio para alcanzar el poder.

Oficialmente, se aprobó su formación en un congreso celebrado en Caracas entre el 10 y 11 de agosto del 2005, donde asistieron, según cifras de los organizadores, 800 delegados del continente.

El Perú estuvo principalmente representado en ese Congreso por miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Prueba de ello es que Víctor Polay Campos (preso desde 1992) fue nombrado presidente honorario de dicho encuentro, 'distinción' que comparte con otros líderes de organizaciones insurgentes latinoamericanos.

Allí, en ese Congreso, se leyó además un memorial en el que se pretende denunciar la situación de los presos del MRTA.

El comunicado fue luego colgado en la página web de la CCB y se publicó en "Correo Bolivariano", órgano oficial de esta agrupación. El memorial, dirigido al presidente Toledo, lleva la firma de la Asociación para la Defensa y Liberación de los Presos Políticos del MRTA o Colectivo Micaela Batidas, un organismo de fachada de este movimiento subversivo.

La CCB-CP
La organización de la Coordinadora Continental Bolivariana/ Capítulo Perú se produjo entre agosto y diciembre del año pasado, y el 23 de febrero del 2006 inauguró su local en el jirón Camaná, en Lima.

El programa de esa inauguración, según la página web de la CCB-CP, "se inició con un video de saludo que envió el c. Óscar Rotundo [un venezolano, sobre el que no se halló mayor información], luego de esto, intervinieron los representantes de las agrupaciones Integración Estudiantil, Movimiento de Liberación 19 de Julio, Colectivo Todas las Voces, Asociación Micaela Bastidas, Marcha Perú y cerrando el acto [habló] el responsable del Capítulo Perú, Roque González La Rosa".

González La Rosa no es ningún advenedizo en política. Por el contrario, hasta hace poco estuvo recluido en los penales de Yanamayo (Puno) y Cachiche (Ica) por pertenecer al MRTA. Según fuentes policiales es un mando que mantiene vínculos con este movimiento.

Roque, como lo conocen sus partidarios, coordina las actividades de la CCB-CP y mantendría los nexos con organizaciones del exterior, especialmente de Colombia, Venezuela y Chile. Este mismo papel lo cumpliría en el MRTA, pues, de acuerdo con la Dircote, sería el encargado de las relaciones internacionales del grupo subversivo. Roque ha reconocido su pasado emerretista, pero asegura rotundamente que hoy no mantiene vinculaciones con dicha agrupación.

"Yo pertenecí al MRTA e incluso estuve preso, pero ahora estoy fuera", señaló a este Diario.

El control que mantiene el MRTA sobre la CCB-CP se evidencia en otros detalles, como el pago de los servicios que demanda el mantenimiento del local. El teléfono de la coordinadora, por ejemplo, está a nombre de Yanire Luz Bautista Saavedra, una emerretista que estuvo presa en el penal de Santa Mónica hasta el 2002.

CAPTAR JÓVENES
La estrategia, sin embargo, consiste en presentarse como un grupo abierto a las colaboraciones. Por ello permiten que dirigentes de otras organizaciones se sumen a la CCB-CP. Al parecer, su intención es mostrarse con un nuevo rostro para captar a jóvenes que luego se adhieran a su causa. En su página web se felicitan por la convocatoria mayormente juvenil que viene teniendo la coordinadora.

Por ello la CCB le da gran importancia a su secretaría de juventudes, que está a cargo de Yuliana Valencia Meléndez, estudiante del octavo ciclo de derecho de la Universidad San Martín de Porres y quien ha abrazado con entusiasmo la causa bolivariana.

Valencia estuvo en Venezuela, Colombia y Ecuador entre agosto y marzo pasados, donde se capacitó y se empapó de las experiencias de lucha de esos países. Actualmente se desempeña también como presidenta de la Juventud Bolivariana del Perú.

Aparte de trabajar ardorosamente en la captación y formación de nuevos cuadros, la CCB-CP se concentra asimismo en conseguir dos objetivos: bloquear el funcionamiento del tratado de libre comercio con Estados Unidos y lograr la liberación de aquellos que denominan presos políticos; es decir, los emerretistas que hoy están recluidos.

CONTRA EL TLC
La CCB-CP se ha mostrado muy activa desde su creación y hoy es una de las organizaciones que con mayor ahínco fustiga el tratado de libre de comercio (TLC). En los últimos meses, la coordinadora aparece firmando todos los comunicados que rechazan la firma del TLC.

El 25 de marzo, incluso, organizó una conferencia bajo el título TLC y Otras Estrategias de Dominación.

Un mes después, el 21de abril, decidió convocar a un acto para solidarizarse con la "Revolución Bolivariana de Venezuela al cumplirse el cuarto aniversario de la respuesta popular contra el golpe de estado para tumbarse a Hugo Chávez".

El encuentro se llevó a cabo en la plaza Bélgica (primera cuadra de la Av. Arequipa), ubicada a dos cuadras de la Embajada de Venezuela. Alrededor de cien personas oyeron los discursos de los distintos dirigentes de la coordinadora.

Esta, de otro lado, promovió y participó en la marcha que el pasado 8 de junio se realizó frente a la embajada norteamericana para protestar por la firma del TLC.


Planearían acciones violentas
Los integrantes del MRTA han revitalizado su movimiento a partir del momento en que se integraron a la CCB. Basta mencionar que están creando un nuevo organismo de fachada que se denominará Movimiento Patria Libre, a fin de que este actúe como un partido legalmente constituido. La revista "Cambio", supuesto órgano de difusión del MRTA, ha vuelto a circular. El primer número de esta nueva etapa de la publicación salió a la venta en abril. En sus páginas se promociona a la CCB, se critica el TLC, se da cuenta del juicio contra los emerretistas y se aplaude a Chávez. La revista está dirigida por Mary Soto (que también actúa como jefa de prensa de la CCB-Capítulo Perú) y en su editorial asegura que la publicación no ha sido ni es vocera de ninguna agrupación política. La segunda entrega salió hace unas semanas y la tercera estaría próxima a circular.

Como si esto fuera poco, la Dircote ha detectado que tres miembros de las FARC impartieron instrucción y entrenamiento a 20 integrantes del MRTA en Chiclayo en julio del 2005. También descubrió que tres de sus mandos viajaron junto con un miembro de la FARC para ser entrenados en Colombia a fines del año pasado.

Los nexos entre ambos grupos sediciosos se intensificaron a lo largo de este año. Fuentes de la Dincote aseguran que los emerretistas podrían estar preparándose para cometer acciones subversivas.

Se teme concretamente que efectúen secuestros, tal y como ocurrió en Paraguay a fines del 2004, luego de que las FARC entablaran contacto y asociación con el movimiento subversivo guaraní Patria Libre. Como se recordará este movimiento secuestró en noviembre del 2004 a Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo, Raúl Cubas. Meses después del rapto, el cadáver de la joven apareció repentinamente. Las investigaciones determinaron que las FARC entrenaron y asesoraron al comando de Patria Libre que ejecutó la repudiable acción.

Por si esto fuera poco, el ministro de Defensa colombiano, Francisco Santos aseguró recientemente que Patria Libre recibía apoyo y entrenamientos de las FARC para que esta organización opere en la frontera paraguayo-boliviana. Santos advirtió que "las FARC tienen la intención de prestar su capacidad para desestabilizar otros países de la región".

En medio de una coyuntura de extrema polarización que vive el Perú luego de la reciente campaña electoral, es probable que esta agrupación esté pensando en volver a la lucha armada (camino que oficialmente nunca abandonó) para desestabilizar al próximo gobierno y facilitar la llegada al poder de un político de "ideas bolivarianas".






Can mató a delincuente en defensa de propiedad y ahora podría ser sacrificado.
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa