Lunes, 7 de agosto de 2006
Apra 'desaparece' lista de militantes en su portal y no la entrega al JNE

Es una de las tres organizaciones que no ha cumplido con la ley de partidos. Jefe del Gabinete, Jorge del Castillo, reitera que no se aceptará 'tarjetazos'.



Casualidad o premeditación. Desde la segunda vuelta electoral (o sea, hace más de dos meses), nadie conoce la relación de los 650 mil militantes del Apra que cuentan con carnet.

Esto hace imposible que pueda ejercerse una fiscalización de su contenido, justamente en esta etapa de nombramientos de viceministros y funcionarios estatales de menor jerarquía en la segunda administración del jefe del Estado, Alan García.

Ayer el presidente del Consejo de Ministros y secretario general colegiado del Apra, Jorge del Castillo, no confirmó ni tampoco desmintió una denuncia periodística respecto de que el recientemente nombrado viceministro de Justicia, Eduardo Gordillo, habría sido nombrado para colocar en la alta dirección y otras oficinas descentralizadas del sector a militantes apristas.

Gordillo laboró en el Congreso como asesor del otro secretario general colegiado del Apra, Mauricio Mulder.

"Voy a hablar con la ministra (de Justicia, María Zavala). No creo que ese haya sido ese caso. Yo el viernes me reuní con los viceministros de todos los sectores y les di un discurso en el sentido que ninguno aceptara tarjetazos de nadie y les dije que si alguien, algún dirigente del Apra de cualquier nivel, iba a plantearles una exigencia de puestos públicos, me buscaran directamente para ponerle coto a eso", afirmó enfático Del Castillo.

El primer ministro aseguró que durante la administración aprista ninguna persona entrará al sector público valiéndose del carnet partidario.

Refirió, por ejemplo, que en la PCM no ha movido a ninguna persona. "Hay gente muy competente que está sirviendo en su puesto y he llevado a una persona, a nadie más. Entonces esto es importante porque significa el respeto del funcionario público de carrera", anotó.

No obstante, también reconoció que "al mejor cazador se le puede ir una paloma". Un ejemplo de esto podría ser la designación que ayer se hizo del director general de Minería del Ministerio de Energía y Minas, nada menos que Edmundo de la Vega Muñoz, quien en los comicios parlamentarios del 2000 postuló a una curul --con el número 50-- en la lista del Apra. Apenas obtuvo 999 votos.

Quizá el caso más emblemático de este mal 'compañerismo' al inicio del gobierno aprista sea el de Carlos Gerardo Arana Vivar, quien fue nombrado viceministro de Vivienda el martes y apenas duró 48 horas en el cargo.

Según reiteró ayer Del Castillo, esto se debería a una denuncia judicial que tenía por parte del Consejo Superior de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (Consucode).

POCA TRANSPARENCIA
El jefe de la Oficina Nacional de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Fernando Rodríguez Patrón, confirmó ayer a El Comercio que el Apra es una de las tres organizaciones que ha incumplido con la Ley de Partidos Políticos por no haber presentado su nómina actualizada de afiliados desde el 2005. Los otros dos son el FIM y Cambio Radical.

El funcionario recordó que, a pesar de esta falta, la norma no contempla una sanción.

El personero nacional electoral del Apra, Jaime Espinoza, refirió a nuestro Diario que aún corre el plazo legal para cumplir esta disposición, porque ese registro de militantes se cerró durante la campaña electoral.

Sin embargo, Espinoza no supo explicar por qué 'desapareció' la lista de militantes del portal que tiene el Apra en Internet. Refirió que quizá haya sido por un criterio de evaluación o depuración.

"Sí, esta lista de militantes debe estar colgada (en la página web del Apra), pero no sé por qué no está", indicó al tiempo de recordar que la última vez que vio esta relación fue durante la campaña de la segunda vuelta presidencial.



Jorge Saldaña Ramírez
4 Enfoque: Ya no más de lo mismo, por favor



¿Cómo califica Ud. la atención en los centros de salud del Estado?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa