Sábado, 19 de agosto de 2006
Detrás del tocado moche hubo un traficante de arte asesinado

Valiosa pieza saqueada en 1988 se hallaba en catálogo de traficante. Una agente policial encubierta encontró la joya moche y ordenó la intervención

El dato
La pieza habría sido elaborada en el año 100 d. C. Tiene 50 x 60 centímetros. Se trata de una cabeza humana con fauces de felino, cabellera con ocho tentáculos de pulpo y ojos con incrustaciones de lapislázuli.



El saqueo de una huaca moche en 1988, el brutal asesinato del coleccionista de arte Raúl Apesteguía en 1996, las movidas de una mafia internacional de traficantes, el catálogo de una clandestina exposición de piezas precolombinas, la intervención de un detective holandés, la colaboración del arqueólogo peruano Walter Alva con la Interpol y la sofisticada operación de agentes de la Scotland Yard son los ingredientes de esta trepidante novela policial en la que se ha convertido la reciente incautación de un tocado mochica en Londres.

Fue una agente encubierta la que contactó con un coleccionista que sabía de joyas magníficas: la más lujosa, el tocado moche. Tras cerciorarse de que era una pieza extraída ilegalmente del Perú, ordenó la intervención policial. El misterio del tocado moche.






¿Tiene usted una Laptop Dell? Comparta su experiencia
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa