Jueves, 31 de agosto de 2006
Cámara lúcida
Esta noche el museo de arte de lima inaugura su nueva sala de fotografía, proyecto que forma parte de un ambicioso plan de renovación se trata de un espacio especialmente acondicionado para la exhibición y conservación de la colección de fotos que se ha formado a lo largo de toda una década.

Hay pocos ámbitos de nuestra cultura que hayan avanzado tanto y tan constantemente como la historia de la fotografía en el Perú en los últimos diez años. Buena parte de ese impulso ha venido del Museo de Arte de Lima (MALI). En 1997, la compra del álbum Gildemeister iniciaría una serie de adquisiciones --que enriquecieron la colección fotográfica del museo--y también de exposiciones, investigaciones y catálogos.

Así, la muestra "Registros del territorio" presentó al público las imágenes del álbum Gildemeister y permitió una primera aproximación a la relación entre fotografía y paisaje en el Perú (que se ha ido refinando con el tiempo); poco después "Documentos: tres décadas de fotografía en el Perú 1960-1990" ofrecería un panorama de la creación reciente en nuestro medio y haría posible, gracias a las generosas donaciones de los fotógrafos, incorporar a la colección de obras contemporáneas de gran calidad. Más importante aún, en el año 2000, la muestra "La recuperación de la memoria. El primer siglo de la fotografía. Perú, 1842-1942" permitió dotar a la colección de un conjunto importante de imágenes fotográficas de la primera mitad del siglo XX, época decisiva para nuestra producción fotográfica.

Todo ello llega a un momento especial, una especie de umbral, con la inauguración, esta noche, de una sala especialmente diseñada y equipada para exhibir y conservar la colección de fotografía del MALI. Se trata de la primera sala dedicada de manera permanente a una colección fotográfica en nuestro país. Y, también, una muestra del empuje de una institución que no ha parado de crecer y que se perfila como una de las entidades culturales más importantes de nuestro medio, tanto por su labor, como por su modelo de gestión y por la importancia de su colección. Celebremos, pues, la inauguración de esta sala y las exposiciones, la permanente y las temporales, que albergará. Una historia de cómo miramos



Carlo Trivelli



¿Qué trámite considera usted que es innecesario?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa