Lunes, 11 de setiembre de 2006
Las denuncias contra algunas ONG afectan las relaciones internacionales
Entrevista 4 AGUSTÍN HAYA DE LA TORRE
El director ejecutivo de la APCI sostiene que en las denuncias contra algunas ONG hay "mucho ruido y pocas nueces". Su interés es orientar la ayuda foránea a favor de los más pobres

Un sector de la opinión pública ha puesto la mira en las ONG, pues las considera un problema para el país.
Evidentemente, eso es una exageración y revela desconocimiento sobre cómo funciona la cooperación técnica internacional no reembolsable. Esta proviene de fuentes bilaterales (gobiernos) y multilaterales (organismos tipo el Banco Mundial). La masa total de cooperación no reembolsable que canaliza la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) llega a unos 400 millones de dólares. De este monto, unos 220 millones provienen de fuentes bilaterales y otros 60 de fuentes multilaterales. El resto se refiere a donaciones privadas, que pueden ir a las ONG o al propio Estado.

¿Cuánto dinero le corresponde a las ONG?
Ciento ochenta millones son para el Estado y 210 millones para lo que la cooperación internacional denomina sociedad civil, representada por las ONG nacionales que tienen que estar inscritas en APCI. Pero el dinero se les asigna vía concurso público. Por ejemplo, la mayoría de los proyectos de Usaid se otorga así. Por ello hay confusión y error con este asunto de las ONG; o sea, mucho ruido y pocas nueces, pero está afectando nuestras relaciones internacionales. Recordemos que la APCI depende de nuestra cancillería. De manera equivocada se está colocando este tema en la agenda. Los países cooperantes van a decir que estamos manejando mal los recursos. Las fuentes valoran estas ONG o entidades privadas que participan en los concursos, no las cuestionan.

¿Cuáles son las ONG que se llevan el 'jamón' de los 210 millones?
Las más 'rankeadas' son las que utilizan la cooperación estadounidense, Chemonics o Devida, todo lo que es lucha contra el narcotráfico. El resto son montos muy fragmentados, son cerca de 900 e incluye a universidades.

No todas las ONG están inscritas en APCI.
Así es. Solo las que reciben dinero de los gobiernos cooperantes, vía concurso. También hay fuentes extranjeras de financiamiento privadas (instituciones, fundaciones) que contactan con ONG de acá. Es un acuerdo entre privados y está sujeto a las normas de la libre contratación. Muchas ONG que no reciben fondos de la cooperación gubernamental o multilateral se inscriben en APCI porque aspiran a conseguir este apoyo. Otras se inscriben voluntariamente, pese a recibir fondos privados, pues de esa manera pueden acceder a los beneficios tributarios que les da el Estado. Es algo optativo.

¿Cuántas ONG están inscritas en APCI?
Tenemos 2.071 ONG registradas, de las cuales solo 898 están vigentes y cumplen con entregar su plan de operaciones anual; el resto no opera. El año pasado se cerró la ONG Conacami, porque no cumplía con los requisitos de la ley. Estuvo solo cuatro meses inscrita. Este año se cancelaron Llankasunchis e Iaarch, que recibían financiamiento de Japón, y Remae. En APCI funciona una unidad de fiscalización que vigila estrechamente las ONG. Hay dos que están en proceso de cancelación, pero el proceso es reservado. Estas 898 inscritas, más las 129 fuentes cooperantes extranjeras y más las 402 instituciones que realizan asistencia social hacen un total de 1.439. Son muy pocas las que cometen irregularidades, a diferencia de lo que cree la prensa. Solo son nueve, un porcentaje muy pequeño.

Pero la Coordinandora Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (Conacami) sigue funcionando como ONG.
Claro que sí, es una entidad privada que recibe fondos privados y, como repito, hay libertad de contratación.

¿APCI solo supervisa las ONG que reciben fondos de gobiernos extranjeros?
Sí, para ello tienen que inscribirse en APCI; si no, no podrían obtener los fondos dados en concesión. APCI también está presente en los fondos de contravalor creados por países cooperantes. Ese dinero se invierte en proyectos de desarrollo, lucha contra la pobreza, educación, salud Los montos generalmente son asignados a gobiernos descentralizados y a las municipalidades más pobres. Estos nos solicitan participar de este fondo. En realidad, esta es la labor fundamental de APCI: orientar para beneficiar a los más pobres.

¿Cuál será la política del gobierno aprista frente a las ONG? El congresista Mauricio Mulder sostiene que estas sirven de tontos útiles al terrorismo, a quienes están contra el Poder Judicial y a quienes persiguen a las mineras.
En nuestra página en Internet hay un 'link' para denuncias. Quien detecte una irregularidad sobre uso doloso o si los recursos no llegan a los beneficiarios, puede denunciarlo. No tenemos ninguna hasta el momento. Esa es una opinión política, nosotros no juzgamos la parte política, sino el dolo y que se cumpla con lo que dice la ley.

¿En el Apra hay un sector que mira negativamente las ONG?
¿Pero cómo podría ser, si la esposa del presidente, Pilar Nores, ha creado una ONG, y la ministra de Trabajo, Susana Pinilla, ha trabajado mucho tiempo presidiendo una? Yo mismo he sido presidente del Foro Democrático y miembro de este durante mucho tiempo. Las cosas tienen que ser precisas y formales. Para los comentarios políticos hay libertad de expresión.

¿Hay una atmósfera negativa contra ciertas ONG?
Por lo que dice la prensa, efectivamente. Es una campaña que viene de antiguo, pero nosotros no estamos en ella.

¿La relación entre el Perú y la cooperación extranjera es buena?
Por supuesto. Somos un país clasificado como de renta media baja y la cooperación internacional no va a estos países, sino a los más pobres. Pero nosotros tenemos zonas de extrema pobreza. Nuestra labor es convencer a la cooperación de que necesitamos esos recursos. Nuestros objetivos son alinearnos con los del milenio de las Naciones Unidas, con el plan nacional de superación de la pobreza, con los objetivos de Sierra Exportadora y otros. Para APCI, el tema de las ONG es un aspecto importante, pero no el fundamental. Lo fundamental es orientar esta masa de cooperación técnica que viene para el Estado Peruano. Encontramos que hay demasiada concentración en Lima y queremos fortalecer las zonas altoandinas. El director anterior, el doctor Óscar Schiappa-Pietra, nos dejó un estudio interesante en el cual se indicaba que la ayuda no llegaba a los más pobres. Hay trabas burocráticas y un exceso de consultorías.

Sin embargo, usted dijo que en la gestión anterior hubo planillas secretas.
Esa ha sido una interpretación exagerada de los periodistas. En la transferencia pedimos que las planillas pagadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se hicieran públicas y no toda la información fue entregada. PNUD nos ha anunciado que no financiará a funcionarios públicos, se limitará al fondo de apoyo gerencial. El Perú le daba fondos a PNUD y este cobraba 3,5% por la administración. Con esos fondos contrataba a funcionarios públicos, pero con la categoría de funcionarios internacionales. Eran 3.262 personas. Eso se está acabando por decisión de PNUD. El fondo de apoyo gerencial servirá para contratar a gente altamente calificada, ya no para una capa de burócratas que ganaba por encima del funcionario público.

No hubo planillas secretas entonces.
Le hemos pedido a la contraloría que fiscalice, pero como no tiene fondos para ello nosotros le daremos el dinero de nuestros recursos ordinarios y todo se canalizará vía cancillería. Por eso no puedo hacer más comentarios. Mi señalamiento fue solamente que no teníamos toda la información cuando se hizo la transferencia.

Usted habló de contabilidad paralela.
Una fuente cooperante nos dijo que había hecho donaciones; sin embargo, cuando fuimos a buscarlas, encontramos que no estaban registradas contablemente en APCI. La acción de control nos lo aclarará. No sé el monto, porque no se registraron. La fuente cooperante --que no puedo revelar-- es responsable de lo que dice. En realidad, hizo un comentario al respecto y nosotros fuimos a verificar; es más, no le hemos dicho que su donación no está registrada.

¿La ley de APCI, observada por el Apra, no es una buena ley?
Ahora está en la Comisión de Relaciones Exteriores. Se observó porque se prorrogaba el cargo de director ejecutivo y se hizo otras precisiones. Es una ley interesante. Establece una escala de sanciones que no existe y también que APCI debe construir un sistema de certificación de calidad, estilo ISO, para las ONG que están inscritas.

Usted postuló al Congreso
Sí, pero no fui elegido. Por eso ahora me gusta que me inviten al Congreso (ríe). En buena hora. Es necesario explicar este tema, porque hay mucha confusión en la opinión pública.

(Hoy, lunes) Se presentará en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. ¿Qué puntos se tocarán?
Los mecanismos de ingreso y control de la cooperación internacional no reembolsable, las denuncias sobre supuestas irregularidades de APCI y la ley de la entidad.

Usted criticó el trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). ¿No comparte sus conclusiones?
Creo que la proyección de los 62.280 muertos está mal hecha. Han aplicado un método que no es consistente

¿Eso invalida el trabajo que hizo la CVR?
No, invalida esa proyección. Yo encontré en APCI un trabajo de Daniel Manrique, que laboró en la CVR, en el que se indica que los muertos y desaparecidos son 13.218. El censo por la paz del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social concluye que son cerca de 23 mil los muertos y desaparecidos y critica el trabajo de la CVR. Yo no discuto las conclusiones de la CVR, me parecen valiosas.



Mariella Balbi, periodista
4 Algunos medios hacen campaña contra IDL



¿Qué estaba haciendo Ud. durante los atentados del 11 de setiembre del 2001?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa