>


 
Sábado, 21 de octubre de 2006
Inversión extranjera disminuiría en América Latina en el 2006


Ministra Aráoz dice que el país no requeriría convenios de estabilidad



Por Juan Vargas Sánchez

La región América Latina y el Caribe fue ineficiente en la captación de inversión extranjera directa (IED) durante el 2005 y lo estaría haciendo incluso peor durante el 2006, según se desprende de datos divulgados en el Informe sobre las Inversiones en el Mundo: Consecuencias para el Desarrollo, elaborado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

Jorge Chediek, representante de la Unctad en el Perú, señaló que la inversión extranjera directa creció en el mundo 29% (US$916 mil millones) durante el 2005, pero en América Latina solo lo hizo en 3%.

"En total, la región América Latina y el Caribe atrajo 103 mil millones de dólares... mucho de ello fue reinversión por la alta rentabilidad que se observa (en minería y petróleo)", indicó.

Si no se tomara en cuenta la inversión en los paraísos fiscales, el ingreso de capitales externos habría aumentado en 12%, a US$67.000 millones, apenas un 7,31% del total mundial.

Para el 2006, la Unctad prevé una desaceleración o incluso disminución de las entradas de IED a la región. Chediek explica que ello se produciría por las nuevas tendencias en regulación en los mercados de materias primas y la reducción de las adquisiciones de empresas y activos nacionales. En particular, jugarían en contra los casos de Bolivia y Venezuela.

INVERSIÓN EXTERNA Y EL PERÚ
Del informe de la Unctad se extrae que el caso del Perú es diferente. El 2005 arribaron capitales del exterior por unos tres mil millones de dólares, un 61% más que el año previo. Mil millones de dólares se dirigieron al sector minero.

"El Perú está jugando un rol diferente al de la región. Estamos dando señales de estabilidad, vamos a atraer inversiones, y el rol del Estado es de promoción en vez de intervención", sostuvo la ministra de Comercio Exterior, Mercedes Aráoz, durante la presentación del informe en la Universidad del Pacífico.

Para el economista Eduardo Morón existen tres nubes de incertidumbre sobre el panorama del Perú: el rol que asumirá el Estado, el fin de los contratos de estabilidad en el 2009 y el tratamiento a las ganancias extraordinarias.

Aráoz respondió que en los siguientes cinco años el Gobierno mejorará las reglas de competitividad, promoverá la investigación y el desarrollo, aumentará los acuerdos comerciales y ordenará el Estado para que no sea tan costoso.

Sobre los contratos de estabilidad, indicó que el objetivo debería ser que el Perú ya no tenga necesidad de utilizarlos para atraer la inversión. "Deberíamos poder mostrar que somos un país con un marco tributario y legal estable... a eso deberíamos apuntar", dijo Aráoz.

La ministra destacó que el Perú no solo es un país destino de inversión, sino que también empieza a producir empresas que se expanden al exterior. En efecto, según la Unctad, las empresas peruanas invirtieron US$60 millones, aunque Aráoz considera que el monto habría sido mayor, pues no se toma en cuenta la inversión de pequeñas empresas.

Indicó que el mercado peruano es pequeño para las empresas locales, lo cual hace necesario que estas se expandan a otros países, como ya ocurre con varias compañías peruanas que están trabajando en Chile y otros estados de la región.





¿Porqué cree usted que no hay nuevas figuras en el criollismo?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa