Martes, 21 de noviembre de 2006
Los secretos del bosque de Pomac


Especiall  4 HALLAZGO EN LAMBAYEQUE
El Santuario Histórico Bosque de Pomac guardaba en sus entrañas maravillosos vestigios de la cultura Sicán. Ahora salen a la luz y nos muestran los secretos de un pueblo



Por Wilfredo Sandoval Bayona, corresponsal

El último sábado no pudo haber sido más afortunado para la carrera científica del investigador japonés Izumi Shimada. Ese día cumplió 58 años y logró descifrar un enigma que buscaba resolver desde hace 28 años, cuando empezó a investigar la cultura Sicán o Lambayeque.

Las entrañas del Santuario Histórico Bosque de Pomac develaron por fin uno de los secretos mejor guardados de estos antiguos peruanos, quienes tuvieron especial interés por venerar a sus muertos. Para ello les construyeron pirámides que hoy emergen entre el bosque denso de algarrobos más antiguo del mundo, ubicado en el distrito de Pítipo, en Ferreñafe.

A medida que sus trabajadores --asesorados por el codirector peruano del proyecto, Carlos Elera Arévalo-- retiraban cientos de toneladas de adobes y arena del mausoleo de 35 metros de largo por 15 de ancho, iban apareciendo detalles de una arraigada costumbre funeraria, que duró unos quinientos años y que se repetía cada 25 años, a través de ceremonias que se realizaban sobre la explanada del cementerio donde habían sido enterrados sus muertos.

Por las evidencias encontradas a lo largo de la excavación científica, iniciada el pasado 20 de julio, el culto a los muertos del pueblo sicán consistía en la colocación de ofrendas, como máscaras elaboradas con metales preciosos y aleaciones con cobre, finas piezas de cerámica, entre otros ornamentos que iban apareciendo a medida que avanzaban la excavación, y que fueron estratégicamente ubicados sobre las tumbas de los personajes descubiertos a unos diez metros de la superficie.

Los actos habrían durado varios días, luego de los cuales se retiraban del lugar sagrado no sin antes borrar las evidencias de la existencia de las tumbas reales, para lo cual procedían a tapar el lugar y cubrirlo con una capa de cenizas, previa quema de restos vegetales que juntaban del bosque.

Gracias al proceso de excavación se han logrado documentar hasta veinte quemas sobre el sector occidental de la pirámide de treinta cinco metros de alto, lo cual nos revela que los antiguos habitantes de Sicán tuvieron una estrecha veneración a sus muertos y convirtieron esta actividad en parte esencial de su vida. Metros más abajo de las ofrendas aparecían veinte entierros cuya identidad aún se investiga. Se contaba entonces con un conjunto funerario abundante en información, gracias a que esa área no había sido tocada por los saqueadores.

Tras casi mil años de haber permanecido bajo tierra, aparecieron los restos de una mujer de entre 20 y 25 años de edad, en cuya cámara funeraria de tres metros cuadrados se encontraron un centenar de crisoles (pequeños objetos de cerámica), láminas de cobre y cobre dorado en oro, puntas de bronce y una docena de cerámicas con representaciones del dios Sicán.

Sin embargo, lo que dejó asombrados a los integrantes del equipo multidisciplinario del proyecto arqueológico Sicán-Huaca Loro fue el descubrimiento de un personaje de élite, que fue enterrado debajo de la terraza de la pirámide de adobe.

El individuo fue colocado sentado, con las piernas cruzadas y se trataría de un gobernante porque se le halló una corona metálica, ofrendas de cerámica de singular colorido, un pectoral de cuentas de chaquira (Spondylus), un kero y dos tumis elaborados con tumbaga (una aleación de cobre, plata y oro).

Lo sensacional de este hallazgo es que uno de los cuchillos ceremoniales mide 35 centímetros y tiene labrada la representación del dios Sicán o Naylamp sentado. Esto constituye un nuevo hito porque se trata de un objeto de similares características al conocido tumi, que fue saqueado de un sitio arqueológico conocido como huaca Las Ventanas del mismo Santuario Histórico Bosque de Pomac hace unos 70 años.

4EL MAUSOLEO DE SICÁN
El ornamento real tiene un significado especial porque es el primer tumi encontrado dentro de su contexto arqueológico, pero también nos revela detalles inéditos, como las características de los personajes que tenían el privilegio de llevarlo en sus ajuares.

Profundizando en las investigaciones, los arqueólogos han encontrado otro detalle que podría tratarse de algo así como el eslabón perdido.

Por primera vez ,y a diferencia de lo que ocurre en otros hallazgos, incluso con la ubicación del Señor de Sicán, este gobernante fue enterrado dirigido hacia el este, es decir hacia el núcleo de la huaca El Oro o Loro, lo cual revelaría que existe otra persona de mayor jerarquía y que podría tratarse del ancestro principal. En otras palabras, al parecer se trata del señor de todos los señores de élite que aún estaría enterrado en medio del bosque.

EL ANCESTRO
El director del Museo Nacional de Sicán, Carlos Elera Arévalo, reveló que los recientes hallazgos realizados en la huaca El Oro o Loro podrían ser la pista para llegar hasta el ancestro mayor de los señores Sicán o Lambayeque.

"Siguiendo con la tradición de realizar investigaciones con un enfoque multidisciplinario, por primera vez tenemos una muestra significativa de entierros, donde se puede ver momentos que están asociados a gente que tuvo el poder en la zona. Parece que el jefe de linaje y sus parientes cercanos se sepultaban en un terreno especialmente preparado para fines funerarios", precisó.

En este sentido, Elera manifestó que la construcción de una pirámide tiene un significado especial porque obedece a un programa funerario en su concepción arquitectónica. Y que fue destinado para un linaje real, para la élite, íntimamente ligada a la deidad Sicán o dios Naylamp.

PERSONAS SALUDABLES
El investigador Elera adelantó que junto con el doctor Shimada ordenaron la realización de unos análisis que fueron dirigidos por un antropólogo físico. Los resultados revelaron que los restos humanos hallados en la excavación pertenecen a individuos saludables que se dedicaron a labores poco pesadas. Por ese motivo, resulta difícil distinguir los huesos de un hombre y de una mujer porque tienen características similares.

"Por primera vez tenemos un conjunto de entierros de la élite que hemos podido documentar íntegramente. Los resultados completos se conocerán dentro de un año y en el 2008 se tiene previsto organizar una exhibición en el Museo Nacional de Ciencias de Japón", manifestó el estudioso.

Carlos Elera indicó que, además de los trabajos de investigación arqueológica en la zona, debería llevarse a cabo un proyecto especial, vinculado al acondicionamiento turístico de Pomac, con la finalidad de instalar una señalización adecuada, hospedajes rurales en el entorno del bosque, servicios y diversos centros de interpretación.

"Queremos una visión del Santuario Histórico Bosque de Pomac autosostenible, a fin de que se genere el turismo rural y otras actividades conexas en la zona de amortiguamiento. Principalmente se busca erradicar a los invasores que hoy no solo arrasan el bosque, sino que están destruyendo importantes vestigios arqueológicos como las huacas Lucía, Chólope y Soledad, donde se han instalado campos de cultivo y pozos de agua", declaró.

Puntualizó que el Poder Judicial tiene el gran reto de rechazar el recursos de casación presentado por los abogados de unos doscientos invasores, por cuya presencia se podría perder este privilegiado lugar vinculado a un paisaje cultural que, en opinión de la Unesco, reúne los requisitos para ser declarado Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad.

CERÁMICA INCOMPARABLE
Aunque muchos siempre quedamos deslumbrados por el brillo del oro, en esta oportunidad lo que más captará la atención de esas obras de arte son los 130 objetos de cerámica hallados en las veinte tumbas y que forman parte de las 1.110 muestras registradas por los peritos del Museo Nacional de Sicán de Ferreñafe.

Entre estas podemos mencionar versiones inéditas del famoso huaco Rey y la representación de un anda sobre la cual es transportado el Gran Señor Sicán o Lambayeque. Lo realmente singular es que en pequeñas piezas de cerámica, los artistas de la época lograron plasmar con genialidad detalles que se repiten en los ornamentos de oro, como las máscaras de los ojos alados, tocados pintados con cinabrio (un pigmento rojo) y los más variados ornamentos que utilizaban los gobernantes de la época.

Todo este hallazgo después de un año será exhibido en nuestro país y en el Japón. Mientras tanto, dentro de poco será sometido a un proceso de restauración en el Museo Nacional de Sicán, donde hoy se muestran las joyas del Señor de Sicán.

Más información:
4 Vea nuestra infografía "Pomac, santuario delos ancestros"
4En puntos: Los mecenas del Sol Naciente 
4
AL GRANO: Es una ciudad de carácter sagrado





¿Cómo calificaría la labor que tuvo Franco Navarro al frente de la selección?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa