Viernes, 5 de enero de 2007
En el ojo de la tormenta


Oobra De Lika Mutal se ve envuelta en un confuso juego de intereses políticos la artista declara que nunca pondría el nombre de criminales en su monumento a las víctimas de la violencia

,Es una campaña perversa,Una agresión al pensamiento libre,La obra está por encima de todo,



Por Doris Bayly

La reciente recomendación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de otorgar una reparación civil y económica a los familiares de los terroristas asesinados durante la matanza de Castro Castro, bajo el gobierno de Alberto Fujimori, ha generado una ola de reacciones políticas y mediáticas entre las que, de un modo particularmente grosero, se ha visto envuelto el trabajo de la artista Lika Mutal.

El Comercio conversó con la escultora para aclarar extrañas acusaciones.

"Empecé 'El ojo que llora' luego de ver la exposición 'Yuyanapaq', en el 2003", dice Lika. La historia del origen --mágico para unos, místico para otros-- de esta piedra que devino en casi un santuario o lugar de peregrinación, adonde acude la gente a buscar paz, la ha contado muchas, muchas veces". Luego de estar enferma, con el cuerpo semiparalizado, Lika Mutal recupera sus facultades y llega agradecida por el don de la vida, a "Yuyanapaq". "Lo que vi en esta exposición fue tan impactante que mi primera reacción fue ponerme a trabajar. Fue entonces cuando le encontré significado a una piedra que había conservado durante años. Se me formó en la mente la frase el ojo que llora. Y recuerdo que, con esta obra, quería que el arte, usualmente desconectado, tuviera un papel más relacionado con la vida".

Lo que sigue es también historia conocida. Lika Mutal monta la gran pieza en su taller e invita a Salomón Lerner, presidente de la Comisión de la Verdad.

"Me dijo que eso era lo que estaban necesitando. Luego me pasan las listas oficiales elaboradas por la CVR, con los nombres de todas las víctimas de la violencia. ¿Sabes? Tuve la posibilidad de ingresar al link de cada nombre para leer la historia de su muerte, pero no pude hacerlo, fue demasiado".

En las pequeñas piedras que rodean a "El ojo que llora", a modo de laberinto, están escritos a mano los nombres de todas las personas que murieron durante la década terrorista.

HABLA MUTAL
¿Qué tiene que ver "El ojo que llora" con la matanza en el penal Castro Castro?
No solo no tiene nada que ver, sino que es absurdo todo lo que se ha publicado en estos últimos días.

¿Añadiste algún nombre a la lista que te dio la CVR?
"Sí, el de un militar mártir durante esa época, solo porque su madre se lo pidió.

¿Por qué el alcalde de Jesús María, Luis Enrique Ocrospoma, dice que la escultura no solo lleva grabados los nombres de terroristas, mezclados con los de víctimas inocentes, sino que fue colocada de espaldas a los vecinos?
Nosotros pensamos que el alcalde está malinformado. Ojalá se dé cuenta de la importancia de este proyecto que aún no concluye. Y si tanta gente, tantas empresas y embajadas dieron su dinero para que esta gran obra pudiera realizarse, fue porque de alguna manera todos nos vimos afectados.

¿Pondrías los nombres de los terroristas asesinados en Castro Castro en "El ojo que llora"?
No podría. Ellos fueron criminales, asesinados al margen de un Estado de derecho, pero criminales al fin. Si hay que otorgar una reparación a sus familiares, esta puede orientarse a remediar lo que ellos dañaron.

APOYO DE INSTITUCIONES
Asimismo, respondiendo a las opiniones vertidas en torno a esta obra, la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) envió a las diferentes redacciones de medios de prensa un comunicado en el que recuerda que esta escultura o "Memorial", inaugurado el 28 de agosto del 2005, es un espacio destinado a honrar y preservar la memoria de miles de peruanos que durante dos décadas vieron vulnerados sus derechos como consecuencia de la época violenta que vivió nuestro país. "En esa medida, constituye una forma de reparación simbólica pues a través de esta escultura se rinde homenaje a las víctimas de la violencia", dice.

Señala además que la construcción de la obra fue posible gracias a donaciones voluntarias de diversos sectores comprometidos con este tema, como organismos del Estado, empresarios, intelectuales, religiosos, diplomáticos y los mismos afectados por la violencia. La Municipalidad de Jesús María aceptó implementarla en el Campo de Marte debido a su carácter simbólico y propuesta paisajista.

"El ojo que llora" es un valioso espacio de memoria, reflexión y diálogo que invita a la construcción de un Perú más justo, democrático y solidario. Son estos valores los que desde el Estado y la sociedad debemos promover para edificar una cultura de paz para que nunca más se repita la historia de violencia y terror ", indica el comunicado.

POLÉMICO FALLO
Entre las reparaciones que detalla la polémica sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos está la de agregar el nombre de los terroristas asesinados en el penal Castro Castro a los nombres escritos en las 32 mil piedras que recuerdan a las víctimas de la violencia, información recogida de los informes de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y la Defensoría del Pueblo. La obra es una creación de una artista y responde a su propia sensibilidad. ¿Un fallo judicial puede entrometerse en la creación de una obra sin carácter oficial? Creemos que no.

A la línea, el numeral 16 de la sentencia dice: "El Estado debe asegurar, dentro del plazo de un año, que todas las personas declaradas como víctimas fallecidas se encuentren representadas en el monumento denominado "El ojo que llora", para lo cual debe coordinar con los familiares de las referidas víctimas...". (Enrique Planas)

OPINIONES

NATALIA IGUÍÑIZ
ARTISTA PLÁSTICA
"Me parece perverso confundir a las personas diciendo que este monumento construido a la memoria de las víctimas sea un monumento a terroristas. Es seguir generando confusión sobre lo que ha pasado. Se está intentando hacer tabla rasa sobre todo lo que se ha alcanzado en cuanto a esclarecer la complicidad en el conflicto que hemos vivido".

RICARDO WIESSE
ARTISTA PLÁSTICO
"Siento que las fuerzas reaccionarias de siempre se están reagrupando peligrosamente y echan por tierra todo lo que se había avanzado supuestamente en cuanto a conciencia de nuestro pasado inmediato. Siento que es una agresión al pensamiento libre en el Perú. Me solidarizo con Lika Mutal. Me produce mucha preocupación este chantaje".

MOIKO YAKER
ARTISTA PLÁSTICO
"Estoy absolutamente en desacuerdo con lo que dice Jorge del Castillo sobre que esta escultura celebra al terrorismo. Es una estupidez. Una obra de arte está por encima de eso. En estos momentos no podemos ponernos a decir quiénes fueron los malos y quiénes los buenos. Fue gente que murió en medio de ambos lados".





Denuncie a los alcaldes que no cumplen con sus deberes
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa