Viernes, 23 de febrero de 2007
Nueva novela: Mi padre, el asesino


Luis nieto Degregori une género policial y novela histórica para recrear uno de los mayores escándalos en el Perú del siglo XVIII: El juicio por el crimen del marqués de Ballumbroso

Por Enrique Planas

En Cusco, a principios del siglo XVIII, un escándalo es tema de conversación en palacios, fondas y tabernas. Don Diego de Esquivel, el marqués de Ballumbroso, es acusado de asesinato. El criollo heredero de un linaje cusqueño resolvió en un acto de sangre sus diferencias con un mercader español, que no tenía su alcurnia ni su dinero, pero sí las atenciones de la mujer que don Diego pensaba suya. El crimen derivó en un juicio impuesto por la Corona. Partiendo de las investigaciones del historiador francés Bernard Lavallé, el escritor Luis Nieto Degregori (Cusco, 1955) buscó nuevos filones del caso. Buscó en el Archivo de Indias de Sevilla, leyó los 1.500 folios que daban cuenta oficial del juicio, complementó con otros documentos e investigaciones. Y, cómo no, con su propia experiencia.

El resultado es una brillante novela histórica: "Asesinato en la gran ciudad del Cuzco" (Norma). "Los escritores tenemos una ventaja sobre los historiadores --comenta el escritor--, podemos tomarnos mucha libertad al trabajar con la historia, ya que lo que nos interesa es calar hondo en la sensibilidad de la época y tender puentes con nuestra época". Libro de difícil clasificación, "Asesinato..." tiene aspectos de novela policial, de historia de niñez, de drama familiar. Pero sobre todo es una novela histórica que utiliza elementos del policial para desarrollar su trama. Pinta un fresco de la sociedad cusqueña del primer tercio del siglo XVIII a partir del crimen del marqués y las indagaciones detectivescas de su hijo, el cronista Diego de Esquivel.

¿Con qué rigor debe enfrentarse un escritor ante la historia para producir una novela?
He ido descubriendo que el rigor no tiene que ver con el respeto a las
fuentes históricas, sino con el descubrimiento de las huellas del pasado que continúan en el presente. Eso es lo que hace interesante una ficción histórica.

¿Cómo fue pensar como un hombre del siglo XVIII para comprender la sensibilidad de los personajes de esta novela?
Hay una especie de esquizofrenia en ello. Por un lado, como escritor, trato de ponerme en el pellejo de personas del siglo XVIII, pero por otro lado, polarizo nuestros propios sentimientos, nuestra manera de vivir el mundo y sus conflictos. Creo que los personajes de una novela histórica combinan estas dos sensibilidades. El reto es lograr que resulte creíble como personaje de época y atractivo para la sensibilidad de un lector contemporáneo.

En la historia de desencuentros ente padre e hijo se percibe su propia historia, la difícil relación con tu padre (el desaparecido poeta cusqueño, militante izquierdista y parlamentario Luis Nieto). ¿Cuanto le ha dolido personalmente este libro?
Yo empecé este trabajo indagando en la historia. Solo cuando tuve abundante documentación sobre el cronista Diego de Esquivel y especialmente de su padre, el marqués de Ballumbrosio, en ese momento empecé a tejer en mi cabeza la ficción que quería contar. Y cuando me planteo la relación conflictiva del cronista con su padre, a medida de que iba avanzando con el libro, comprendía que también estaba plasmando, de alguna manera, la conflictiva relación con mi padre. El temperamento del personaje de la novela empezó a acercarse al temperamento de mi padre, volcánico, aplastante, dominante. Fue una sensación de dolor y revelación al mismo tiempo al escribir este libro.

LA OBRA
"Asesinato en la gran ciudad del Cuzco"
Autor Luis Nieto Degregori
Editorial Norma
País: Perú
Páginas 302





¿Cree Ud. que Juan Carlos Oblitas es la mejor opción de Perú para asumir la conducción del seleccionado bicolor?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa