Lunes, 19 de marzo de 2007
Función vitalicia y mala distribución




En los últimos seis años se han presentado 45 proyectos de ley para corregir este servicio, algunos de los cuales han buscado eliminar la función vitalicia del notario. Lo mismo ocurre en dos iniciativas legislativas presentadas la semana pasada. En estos, se señala que el notario deberá ser sometido a una evaluación cada cierto tiempo, pero al cumplir los 75 años deberá dejar el puesto.

El decano de este colegiado, Eduardo Laos de Lama, dijo que no se puede imponer el cese de un notario, pues no se trata de un funcionario público sino de un profesional del sector privado.

La ciudad de Trujillo cuenta con cuatro notarios para unas 250 mil personas, pese a que la ley permite contar con 20. Aquí, sus dirigentes han admitido que hubo reticencia de algunos notarios para abrir nuevas plazas.

En Lima, la ley permite contar hasta con 200 notarios, pero tenemos solo 140. En los últimos cinco años el número solo se incrementó en dos. El Colegio de Notarios asegura que la cantidad va acorde con las necesidades de cada distrito, pero al parecer su ubicación no. Por ejemplo, tres de los cuatro notarios asignados a San Martín de Porres se encuentran en cuadras continuas de la Av. Habich. Lo mismo ocurre en San Juan de Miraflores y San Juan de Lurigancho.





¿Conoce de casos de movilidades escolares que incumplan con las normas de seguridad? Denuncie estas faltas.
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa