DESTINO INTERNACIONAL. Arequipa y sus camélidos sudamericanos

Viva la tradición alpaquera

Conozca de cerca el proceso tradicional de producción de los textiles de alpaca, converse con los tejedores y palpe una de las fibras más finas del mundo

Por Maritza Noriega

De noche, cuando los centros turísticos cierran sus puertas, Mundo Alpaca abre las suyas para ofrecer una alternativa especial: un verdadero espectáculo donde se observa en vivo y en directo la habilidad de las mujeres andinas para seleccionar la fibra de alpaca, la destreza de tejedores que elaboran sus tapetes sin ayuda de un diseño previo y la maquinaria que se usó antiguamente en la fabricación de artículos de alpaca.

Ahí los turistas pueden conversar con los tejedores, palpar las fibras más finas del mundo, fotografiarse con alpacas y así aprender un poco sobre estos camélidos sudamericanos. Más que un paseo para mirar, esta es una invitación para experimentar.

Si viaja a Arequipa, puede visitar Mundo Alpaca a cualquier hora del día gratuitamente; pero también puede hacerlo de noche, si toma el servicio Arequipa monumental y cultura viva, que ofrece el Bustour (un vehículo de dos pisos con capacidad para 40 pasajeros). La ventaja del paseo nocturno es que por solo S/.10 y con un servicio de guía, el bus lo llevará a conocer las más representativas muestras de la arquitectura local para culminar el paseo en Mundo Alpaca.

Este recorrido nocturno funciona por gestión del grupo Michell. La idea de realizar la visita de noche tiene mucho más de mentalidad empresarial que de romántico, pues los turistas que llegan a Arequipa normalmente lo hacen por pocos días, de modo que este paseo no les demanda ni un día más de estadía.

UNA FOTO CON ALPACA
El primer punto del recorrido es un minizoológico de alpacas de diferentes colores y tipos. Ahí comienzan los clicks de las cámaras y las sonrisas de los viajeros.

A continuación se aprecia el único y tradicional proceso de selección de la fibra de alpaca. Nos recibe una mujer que escoge la lana por colores, calidad y grosor. Y no es puro show; realmente está trabajando. Lo mejor de todo es que los viajeros no solo observan la labor de esta señora, sino también pueden tocar la lana e intentar imitar su minucioso trabajo.

Al lado, otra mujer realiza el proceso de descerdado de una fibra más fina y mejor cotizada: la de vicuña.

LOS TEJEDORES
A pocos metros de distancia están los tejedores. Hombres y mujeres practicando diferentes técnicas y una niña sentada al lado de su madre alistando un ovillo. Todos con trajes típicos para impactar aun más a los turistas extranjeros.

En esta parte de la visita --si el viajero pregunta-- los tejedores explican su labor y sorprenden al público contando que hacen sus diseños sin necesidad de moldes, que cada diseño representa algo de la vida cotidiana, como el amor, el destino, las peleas, la familia, etc.

El museo de maquinaria textil no es menos interesante. Tiene un siglo de historia e ilustra por medio de gigantofrías cómo se utilizaron dichas máquinas en el pasado.

Y aquí no termina la visita. Pasamos a la pinacoteca a apreciar pinturas premiadas en concursos por la compañía Michell. A continuación, los que deseen pueden adquirir saldos de exportación a precios de fábrica.

Nada mejor que terminar el paseo con una bebida caliente en la cafetería de esta casona.

Allá vamos
Dirección:
Mundo Alpaca se ubica en Juan de la Torre 101, San Lázaro, Arequipa.
Bustour: El servicio Arequipa monumental y cultura viva vale S/.10, se cancela antes de subir al Bustour, que arranca a las 7:00 p.m. desde la Plaza de Armas. Retorna a este mismo lugar a las 9 de la noche los días miércoles, viernes y sábado.
Opción: La visita es gratuita si va de día sin el Bustour.