Exposición. "Globo Pop"

Los superpoderes del arte pop

La artista plástica Claudia Coca encarna a poderosas heroínas de la historieta, bellezas silenciosas del anime y santas de la cultura popular en su más reciente muestra individual. Renovando su plástica, afila el discurso del arte pop para compartir su preocupación social

Por Enrique Planas

Claudia Coca es la Mujer Maravilla. Es Sarita Colonia. Es una geisha. Es Bárbara Eden en "Mi bella genio". Es muchos personajes y una sola preocupación: la suerte del planeta que nos han dado para habitar. En "Globo Pop", la muestra que Coca inaugura hoy en la galería Vértice de San Isidro, la artista se disfraza para tomar la forma de diferentes íconos populares, y ha plasmado en sí misma el irónico ideario de los maestros Andy Warhol o Roy Lichtenstein: ampliar la definición de objeto artístico y explorar desde una perspectiva irónica la iconografía de la cultura popular.

"Son muchísimas las razones para abordar el pop --confiesa Claudia--, pero la principal es la comunicación con el público. Me parece que el pop es el lenguaje más contemporáneo, más fácil de absorber por la gente. Es un arma para expresar lo que quiero decir", señala. "Ahora trato de buscar un lenguaje masivo. Trabajar el pop como un arma visual es algo muy coherente con mi obra. Creo que una obra de arte maneja los procesos de cambio de una sociedad y tiene que hacerte reflexionar", afirma.

EL DESCUBRIMIENTO DEL CÓMIC
Claudia confiesa que buena parte de los virajes que ha experimentado su obra se explican por la más gratuita casualidad. "Empecé a pintar autorretratos porque me invitaron a una muestra colectiva de ese género. Anteriormente nunca me había hecho uno, pero desde entonces arrancó el tema en mi trabajo. ¿Cómo es que sigo haciendo autorretrato? Lo uso siempre como una herramienta. Soy yo la que cuenta las cosas. Escenifico lo que veo, como si diera un testimonio. Creo mucho en el poder de lo testimonial. Para mí, la pintura es como un escenario para mostrarme", señala la artista

Y la casualidad también tiene mucho que ver con su descubrimiento de las posibilidades del cómic. Profesora de diseño en un instituto limeño, Claudia aprende las últimas tendencias del cómic de sus más jóvenes alumnos. "De ellos recojo sus gustos, busco qué hay en su cultura visual". Y lo que encontró fue la fuerza del actual cómic estadounidense y el manga japonés.

Así, si Lichtenstein creó la ilusión de trasladar la técnica del fotograbado, como antiguamente se imprimían los cómics, al lienzo, Coca busca imitar la actual impresión offset de la historieta contemporánea, busca una capa pareja, plana y perfecta del modelo original. Algo que --confiesa-- es muy difícil y laborioso de obtener en pintura. Con su retrato como Mujer Maravilla, por ejemplo, Coca habla de los odios abiertamente ventilados en el mundo, desde el 11 de setiembre y, cómo no, de la intervención de Estados Unidos en Iraq. Es por ello que una sufriente superheroína se pregunta: "¿Porqué nos odian tanto", al igual que millones de estadounidenses ajenos al desastre producido por la política exterior de su actual presidente.

Y cómo no, la huella del anime también es evidente: "Veo mucho anime, y algo que puede apreciarse es la presencia muy fuerte de una sensibilidad de posguerra, siempre con el recuerdo colectivo de Hiroshima y Nagasaki", recuerda. Es por ello que el cuadro donde aparece ataviada y maquillada como geisha se titula "Lluvia negra", como llamaban a las precipitaciones radiactivas sobre estas ciudades inmediatamente después de la explosión de la bomba de hidrógeno en 1952.

Cada personaje asumido por Coca explora esa irónica, pero también dolorosa mirada al mundo. No es gratuito que casi todas las heroínas del cómic no puedan contener sus melodramáticas lágrimas. Mujer Maravilla, Sarita Colonia, Mi Bella Genio, Claudia Coca encarna todos esos personajes y, al final de la muestra, se presenta ella sin disfraz, en un cuadro donde aparece con el pequeño Leandro, lienzo que, como explica la artista, firma la muestra. "Todas esas preocupaciones, al fin y al cabo, son por él", admite.

LA INAUGURACIÓN
Lugar: Galería Vértice, Ernesto Plascencia 350, San Isidro.
Temporada: Hasta el 26 de julio.

inauguración: Hoy 7:30 p.m.