REACCIONES. Opinan sus seguidores

El mundo lamenta su desaparición

Cineastas, intelectuales y políticos se unen en la tristeza y la admiración incluso woody allen ha manifestado sus sentimientos en estos momentos

Nueva York, Los Ángeles, México D.F. [AGENCIAS]. Ingmar Bergman fue una fuente inagotable de inspiración para cineastas del mundo entero que intentaron emular su pasión por el séptimo arte. En vista de ello, el Sindicato de Directores de Estados Unidos emitió un comunicado a los medios, en el que lamenta su fallecimiento.

"Bergman fue la encarnación del director de directores, que creó cintas hermosas, complejas y brillantes que marcaron e inspiraron a cineastas del mundo entero para crear sus propias películas con un brío y pasión similares," señala parte del mensaje.

"Las profundidades reales de su talento caracterizaron una vida de rodajes y es por ese trabajo inolvidable que el Sindicato de Directores le otorgó a Bergman su honor más alto: el Premio a la Trayectoria en 1990", precisó el comunicado suscrito por el productor y director Michael Apted, presidente del sindicato.

DEL RESTO DEL MUNDO

El portugués Manoel de Oliveira, el realizador más longevo en actividad, lamentó la muerte de un director genial y controvertido. De Oliveira, de 98 años, dijo en Portugal que con el fallecimiento del autor de "Persona" desapareció un gran hombre y un gran director. Agregó que sobre Bergman se podría escribir un libro, debido a los numerosos factores, tanto en su favor como en su contra, entre los que destacó la controversia que creaba especialmente en su país.

El realizador luso explicó que Bergman superó la línea de la genialidad y lo comparó con otros grandes nombres, como el español Luis Buñuel, el italiano Roberto Rossellini o el francés Robert Bresson.

Otra figura del celuloide, el director polaco Andrzej Wajda, declaró en Varsovia que el cine ha perdido a un artista que sabía descubrir el alma de sus héroes. "Bergman nos enseñó su Suecia, nos invitó a entrar en las casas de los suecos y a conocer sus problemas, sueños y vacilaciones; nos presentó a los niños suecos y a las mujeres suecas", agregó.

Wajda señaló que Bergman demostró a los representantes de otras cinematografías pequeñas, ligadas a la identidad de sus pueblos, que el cine es un arte que permite abordar muchísimos temas diferentes y hacerlo de una manera muy propia, muy singular. "Tuve la oportunidad de conocer a Bergman y me impresionó la capacidad que tenía de aislarse, de desentenderse de la gente que quería absorber su atención. Siempre sabía concentrarse exclusivamente en lo que le interesaba y gracias a ello supo crear un cine tan extraordinario", señaló.

"El cine de Bergman, laico aunque de altísima espiritualidad, no pretende ofrecer respuestas y por ello seguimos encontrándonos en él, como en un espejo", explicó Marci Müller, director del Festival de Venecia.

"Con su desaparición el cine moderno pierde a uno de sus últimos pioneros, un pionero genial", añadió Gilles Jacob, presidente del Festival de Cannes.

Desde el mundo de la política, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, recordó que Bergman era un admirador de la política de excepción cultural francesa, destinada a proteger el cine nacional. "Bergman se impuso como uno de los genios de nuestro tiempo", recalcó Sarkozy en un comunicado. "Francia, tierra de la excepción cultural querida por Ingmar Bergman, honra aquí su memoria", finalizó.

FINALMENTE WOODY ALLEN

El actor y realizador Woody Allen, a quien Bergman rindió homenaje en varios de sus filmes, despidió al admirado cineasta sueco con un último chiste.

"Me entristeció la muerte de Ingmar Bergman. Era un amigo y sin duda el mejor artista cinematográfico de la época que me tocó vivir", afirmó. "Me dijo que temía morir en un día muy, pero muy soleado, y no puedo más que esperar que haya estado nublado para que haya tenido el tiempo que él quería", agregó. Allen nunca ocultó su admiración por el estilo cinematográfico de Bergman y a menudo enviaba guiños con referencias al sueco en sus propias películas.