Turismo. Colombia

Cómo pasar un día en Bogotá

Si bien unas horas no son suficientes para conocer esta ciudad, puede aprovechar el tiempo y encantarse con lo más representativo de la capital colombiana

Por María Pía Rázuri Vélez

Averiguar los horarios de vuelos desde Bogotá, ya que puede haber más de uno al día y así puede aprovechar unas horas más en la ciudad.

Llevar en su equipaje de mano ropa liviana y algo abrigador ya que el clima es cambiante y puede llover sin previo aviso.

Si bien la comida colombiana es muy rica, también es un poco pesada. Si quiere probarla asegúrese de no hacerlo cuando falte poco para abordar su siguiente vuelo.

Tenga en cuenta
Las escalas suelen ser molestas y aburridas. Lo ideal es saber cómo sacarles provecho para, en lugar de verlas como una pérdida de tiempo, las considere una manera veloz de conocer un poco de alguna ciudad, en este caso, Bogotá.

La capital colombiana está llena de atractivos, los cuales puede visitar fácilmente en unas cuantas horas. El máximo es el Cerro Monserrate, ubicado a 3.210 m.s.n.m. Constituye uno de los miradores más impresionantes, ya que conforme se sube, ya sea en teleférico o en el tren funicular, puede apreciar no solo la belleza y tamaño de la ciudad, sino también una variada vegetación que se mantiene gracias a las fuertes lluvias. Ahí mismo hay dos restaurantes donde puede almorzar y gozar de la vista para luego seguir con su paseo.

Por otro lado, los museos son otra opción para conocer más del pasado de este país. La Quinta de Bolívar, terminada de restaurar en 1998, es una magnífica muestra de arquitectura doméstica rural de la Colonia. Exhibe muebles, trajes, armas, documentos y objetos que pertenecieron al libertador, organizados por salas que buscan recrear la disposición original de sus espacios. Los salones de la estufa, el de Manuelita Sáenz, la alcoba del Libertador Simón Bolívar, el granero y el baño de asiento, entre otros, son lugares de especial interés.

Además está el Museo del Oro, cuya colección ha sido declarada Monumento Nacional y considerada la más importante del mundo en su género. Comprende cerca de 34.000 piezas de oro y 20.000 objetos óseos, líticos, cerámicos y textiles pertenecientes a las diferentes culturas.

Si tiene un poco más de tiempo, puede caminar por el centro y apreciar las plazas, como la de Bolívar, que tiene edificios de alto interés alrededor, así como una capilla estilo colonial.

Por otro lado, si usted está en busca de diversión no puede dejar de ir a la Zona Rosa, ubicada al norte de la ciudad. En las noches, el sector se convierte en el lugar de encuentro y fiesta más exclusivo de Bogotá. Cuenta con varias discotecas, bares y restaurantes , lugares ideales para todo tipo de reunión y para pasar un momento agradable con amigos.

Igualmente, hay locales comerciales que ofrecen toda clase de objetos decorativos, antigüedades, ropa de renombrados diseñadores, entre otros.

Acá también se encuentra la Zona T, pasaje peatonal donde hay una diversidad de restaurantes en los que se sirve desde comida colombiana hasta asiática, así como cafés y una galería ambulante donde se llevan a cabo exposiciones de fotografía.

Como puede ver, unas cuantas horas resultan ser suficientes para conocer un poco de una ciudad que ofrece diversión para todas las edades y una amplia agenda cultural.