Actualidad. Parque de la Reserva

Un nuevo espacio para el turismo

Trece fuentes cibernéticas y nueve originales restauradas son el nuevo espectáculo del Circuito Mágico del agua, inaugurado recientemente por la municipalidad de Lima

Lima tiene un nuevo atractivo turístico, se trata del antiguo Parque de la Reserva, que se ha convertido en el complejo de fuentes más grande en un parque público del mundo, según los récords Guinness.

En las trece fuentes de agua, esculturas, pergolas y en las extensas áreas verdes se reúne una gran obra que ha implicado trabajos de restauración y de tecnología.

PARA LOS VISITANTES
Los protagonistas de esta obra son las fuentes. La llamada pileta mágica tiene un chorro que llega a medir 80 metros de altura. Es el principal atractivo del parque.

También hay otras fuentes, como la de la fantasía, que reúne un juego de imágenes y color proyectado en una pantalla de agua con música de fondo; y las fuentes interactivas, que permiten al visitante participar en los diseños que se forman con el agua, apretando unos botones que están en el suelo. Otra fuente destacable es la de la armonía, cuyas caras las constituyen cuatro redes de surtidores paralelos que forman una espectacular pirámide.

MÁS TURISMO
Esta obra espera convertirse en un nuevo ícono de la ciudad de Lima, que promoverá el turismo interno y extranjero e impulsará la permanencia de los visitantes extranjeros en la capital.

La entrada al complejo tiene un costo de S./2 por adulto y S/.1 por niño.

SU HISTORIA Y SU VALOR
El Parque de la Reserva fue inaugurado en 1929 y construido durante el gobierno de Augusto B. Leguía en honor a los reservistas que formaron parte de la defensa del territorio nacional durante la Guerra del Pacífico. En aquella época comprendía cinco parques y tenía veintitrés piletas. Fue calificado como Patrimonio Histórico Nacional y es considerado por el INC como Ambiente Urbano Monumental.