Miércoles, 12 de abril de 2006
Rincón del autor: Criollos y andinos
Por Abelardo Sánchez León
Si los escritores, más allá de sus abismales diferencias, tenían en la literatura un elemento compartido, ¿qué une a los políticos polarizados? ¿El Perú?

El resultado de las recientes elecciones es el correlato político de aquella discusión literaria que fuera bautizada como la de los criollos y los andinos.

¿Que quiénes son los andinos? Son quienes viven en aquellas regiones que no han tenido recompensas en el proceso de globalización, que se han incorporado mal, si lo han hecho, a los mercados externos y están lejos del famoso 'goteo' neoliberal. ¿Que quiénes son los criollos? Los que viven en la costa, herederos del mundo hispano, que ejercen el poder de la Ciudad Letrada, descrita por Ángel Rama, y coquetean con las ideas del progreso y el bienestar.

¿Están enfrentados? Parece que sí. Parece que el mundo criollo habitara en un cerro y el andino en otro, sin mayores contactos. Esto niega la idea oficial del mestizaje, incluso la idea de un mundo emergente, originario de lo andino, e instalado en las ciudades de la costa. Me corrijo: el mundo emergente sería un mundo que se engancha con las justas a las ideas del progreso y el bienestar. Es aquel mundo popular vigoroso y limeño que no toma en cuenta la figura de Humala. El ejemplo claro es Los Olivos.

La discusión literaria no fue muy literaria que digamos, pero sí fue cultural y social. Los andinos hablaban de una hegemonía criolla, de un tipo de peruanidad en retirada. Isaac Humala lo dice sin tapujos: en lo andino, en los de piel cobriza, habita el verdadero Perú y los criollos (no por azar los ataques verbales al candidato Humala ocurrieron en la Universidad Ricardo Palma, cuyo nombre alude al representante máximo de la corriente criolla de nuestra literatura) tienen los años contados.

El correlato político es el que quema. Las preguntas claves son si esta versión nacionalista andina tiene una matriz autoritaria, militar, ligada a las fuerzas montesinistas. Si llegan al poder, ¿serán celosos guardianes de las formas democráticas? Muchos piensan que no. Piensan que sería el inicio de un gobierno que aún no ha mostrado su cara dictatorial y si bien lo andino anida en su ánimo (en Ayacucho, Cusco y Arequipa ha arrasado) es necesario conocer más sobre su vocación militar y sus vínculos con el insaciable Vladimiro Montesinos.

Si los escritores, más allá de sus abismales diferencias, tenían en la literatura un elemento compartido, ¿qué une a los políticos polarizados? ¿El Perú? ¿Este Perú? Este Perú, ojo, este Perú puede irse al diablo en la concepción nacionalista recalcitrante, porque nada les ofrece y así como está no les gusta. Lourdes o Alan tendrán que enfrentar, negociando desde la vertiente criolla, al Perú del siglo XXI que se viene como un alud.






¿Qué temas urgentes, en materia económica, debería resolver el próximo Presidente del Perú en los primeros 100 días de su mandato?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa