06 de diciembre del 2016 °C
Busco Novio

Ya no soy tu víctima

Ya no soy tu víctima

Me lleno de rabia e impotencia al leer los testimonios de abuso; también quisiera como muchas que los victimarios sean desenmascarados. Sin embargo, sé lo difícil que es; lo imposible que puede llegar a ser. ¿Por qué? Porque yo pase por lo mismo. Hace casi diez años conté mi historia públicamente sobre la violencia doméstica de la que fui víctima. No lo hice por venganza, ni por hacerme justicia, sino porque pensé que podría servirle a alguien más saber que no estaba sola. No mencioné nombres ni apellidos, y siempre hable desde... Seguir leyendo...

Carta para mi bebe, mi amor

Carta para mi bebe, mi amor

“No era algo importante, no has perdido nada, era la voluntad de dios, seguro fue porque fuiste a bailar con tus amigas, tuviste sexo, cargaste una caja, tomaste un vino, eres infértil, eres una fracaso como mujer, quizás no estás hecha para ser madre, puedes adoptar, tu próximo hijo será tu premio consuelo”. No. No es así. El prejuicio, la desinformación y el silencio social ante la pérdida de un hijo no nacido siguen siendo la causa de este doloroso tabú. Alguien que pierde a un niño merece una sociedad acogedora, que... Seguir leyendo...

La amiga sin derecho a reclamo

La amiga sin derecho a reclamo

Mañana es mi cumpleaños número 42. Y pensar que empecé a escribir este blog con treinta y cuatro años y la seguridad al 100% de vivir en un panorama alentador en cuestiones de pareja. En el 2007 estaba soltera otra vez y de vuelta al ruedo. Después de unos meses en el circo me di cuenta que era la época de los populares “espíritus libres”, del “no eres tú, el problema es que soy demasiado independiente”, “necesito vivir nuevas experiencias” (ajá, cada fin de semana), “no estoy listo para algo en serio”, “hoy te... Seguir leyendo...

Ser o no ser yo

Ser o no ser yo

Hace unos días volví de viaje, que ha pasó automáticamente al Top 5 de los mejores de mi vida. ¿Por qué? Creo que con riesgo de sonar huachafa ha sido el viaje del amor. No tienen idea de la cantidad de formas en las que me he querido a mí misma (pruébenlo, es garantía de felicidad absoluta), y para algún malpensado, sin ningún hombre involucrado. He visto solo a la gente que he querido ver. He ido de librerías con Katya, he hecho unos maravillosos viajes al pasado con Mili, me he reído sobre cómo nos han caído los cuarenta con... Seguir leyendo...

Hubo una vez, un príncipe

Hubo una vez, un príncipe

Háganme un favor queridas mujeres piñas del mundo, solo para no sentirme tan sola en este instante. Levanten la mano si han conocido a la persona imperfecta más perfecta del mundo para ustedes en el momento menos indicado de su vida. ¿Ya lo hicieron?, ¿hay manos arriba? Ya. Les cuento. Estaba en un matrimonio, al que fui obligada por mis voces internas que tienen la obsesión de repetir: tienes que salir, nadie va a venir a tocar la puerta de tu casa, no te quedes otro fin de semana abrazada a tu control remoto, sácate ese polo viejo... Seguir leyendo...