21 de septiembre del 2014 16 °C

Para quienes tienen esperanzas

Cuatro puntos en dos partidos y tercero en la tabla de posiciones. Alianza se aferra a pelear en el Torneo Clausura con la rebeldía como máximo argumento. Fútbol no tiene y parece que no lo tendrá por lo que resta del 2014, aunque la llegada de Christian Cueva -figura del último partido- prende una mínima luz para los ilusionados hinchas que quieren ver a su equipo campeón. Seguir leyendo...

La crisis que nadie quería ver

Todo se puso cuesta arriba tras el 1-0 en contra en el Estadio Nacional. ¿Qué posibilidades tiene Guillermo Sanguinetti de devolverle al equipo la efectividad? ¿Su propuesta cuenta con factores para el crecimiento? ¿Qué es lo que está fallando? Este post trata de acercarse a las respuestas y exige una revisión seria en el club. Seguir leyendo...

Cinco razones por las que Alianza Lima dejó de ser ganador

Viene el clásico ante Universitario (sábado 8:00 p.m. en el Estadio Nacional) y el juego de los blanquiazules no prospera en resultados. La propuesta de Sanguinetti sigue siendo la misma -a la uruguaya- con la diferencia de que las principales características de gol no aparecen. Aquí analizamos porque Alianza está en el puesto 11 del Apertura. Seguir leyendo...

A todos los campeones

Era minuto 85 y San Martín ganaba 2-0 en la final del Torneo del Inca al Alianza Lima. Parecía todo acabado, pero el estadio seguia repleto, sin abandonar, por esa extraña fe que finalmente tuvo su mejor recompensa. Este es un mensaje a cada uno de los campeones; jugadores y técnico. A cada uno de los hinchas. A la nación grone. Seguir leyendo...

Hay que ser campeón

Alianza derrotó a Cristal y se acerca a la final del Torneo del Inca. El estilo sigue siendo el tema de discusión porque contra los celestes, el equipo de Sanguinetti solo tuvo una situación clara de gol. Y la aprovechó. El asunto es que Alianza necesita volver a la Libertadores y hacerse de títulos para respaldar su camino como equipo de fútbol. Como sea. Sin embargo, también se hace necesario ese cosquilleo de buen juego que la camiseta blanquiazul ofrece históricamente. Seguir leyendo...