Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
Cuida tu salud

Los mitos de la lactancia materna

lactancia2.jpg Hace algún tiempo recibí unas consultas de una amable lectora con respecto a los cuidados de su bebe y entre otras cosas, pude notar que las preguntas sobre la lactancia del niño iban cargadas de una gran cantidad de creencias populares. Por esta razón me siento comprometido a hacerles esta entrega que, estoy seguro, los ayudará a desmitificar mucho de lo que hasta ahora se ha escuchado sobre el tema. A continuación, algunos mitos sobre la lactancia materna: Seguir leyendo...

La molesta gastritis

dolor de estomago.jpgFoto: Archivo El Comercio ¿Cuántas veces nos hemos quejado de agruras, indigestión, gases, náuseas, pesadez o de una sensación de languidez que nos deja una gran incomodidad justo en la boca del estómago? Si la respuesta es "muchas", déjenme decirles que lo más probable es que tengan una fastidiosa gastritis, es decir, una inflamación de la parte interna del estómago o mucosa gástrica. Generalmente, los distintos tipos de gastritis se producen debido al abuso de condimentos, grasa, alcohol, cafeína o tabaco, por comer a deshoras, por falta de sueño, por estrés o por culpa del famoso "Helicobacter pylori". Seguir leyendo...

Las vacunas en hora buena

Vacunaciónedit.jpg
Cuando hacia fines del siglo XVIII E. Jenner observó que los ordeñadores de vacas desarrollaban unas ampollas en sus manos -idénticas a las que tenían las vacas en sus ubres por una enfermedad que afectaba al ganado exclusivamente llamada "Vaccinia"- y que además, no se enfermaban de Viruela -que en esos momentos azotaba a Europa con una terrible epidemia-, pensó que alguna "sustancia" tenía que haber en el contenido de esas "ampollas" que les confería cierta protección frente a la enfermedad. Tras esta simple observación, el 14 de mayo de 1796, Jenner extrajo una cantidad del contenido de una ampolla de la palma de la mano de una ordeñadora y lo inoculó en un niño de 8 años. Unos días más tarde, el niño desarrolló una forma de viruela muy leve que desapareció sin dejar ninguna complicación. Tras esto, Jenner inoculó la propia viruela en el niño, quien no la desarrolló, demostrando así que esa era la mejor manera de proteger a Inglaterra de la epidemia. Esto significó el inicio de una nueva era en la medicina mundial: la vacunación. Seguir leyendo...

¿Es malo comer de noche?

comida.jpg Existe entre nosotros la vieja idea de que comer de noche nos hace engordar porque luego no quemamos calorías, sin embargo, este concepto no tiene mucho de cierto ya que omite detalles importantes de nutrición básica, fisiología digestiva, endocrinológica y metabólica. En pocas palabras, ignora por completo el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. En principio, una caloría cumple la misma función a cualquier hora del día, es decir, determina una cantidad de calor o energía luego de ser asimilada por nuestro cuerpo para que las células mantengan sus funciones básicas. Si bien durante la noche descansamos a través del sueño, nuestro cuerpo no deja de funcionar. Mientras dormimos, nuestros órganos siguen trabajando (aunque a un ritmo más lento). Si no tuviéramos calorías, le exigiríamos demasiado para sostener sus funciones. Las consecuencias de eso serían contraproducentes y terminaríamos enfermándonos. Seguir leyendo...

Las epidemias en zonas de desastre

PiscoBellido027.jpg Para nadie es un secreto que después de los desastres naturales en lo primero que hay que pensar es en las posibles enfermedades que pueden presentarse a manera de epidemias. ¿Qué hace que las enfermedades a gran escala aparezcan en un escenario de desastres? Veamos algunas de las razones: - La densidad poblacional aumenta debido al hacinamiento producido por la destrucción de hogares, lo que eleva la posibilidad de contagio de infecciones respiratorias. Los servicios de salud pueden saturarse, motivando una insuficiente atención. - La falta de los servicios básicos da lugar a la contaminación y por lo tanto al aumento de enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias. -El desplazamiento de la población acarrea un cambio en la distribución de enfermedades, afectando a los individuos con las defensas bajas. De la misma manera, los animales tratan de huir en busca de refugio y trasladan enfermedades. - La desorganización de los servicios de salud. Después de un desastre, las redes de salud ven sobrepasada su capacidad de respuesta. Es necesario redistribuir los fondos de salud y establecer programas de control de epidemias sobre la población afectada. -Cambios en el ecosistema que puedan favorecer la aparición de enfermedades producidas por animales u otros agentes transmisores. - Las provisiones de alimentos, bebida y refugios deben estar en buen estado y garantizar las condiciones mínimas de salubridad. Seguir leyendo...

Hoy en portada

Subir