Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
Cuida tu salud

Las vacunas en hora buena

Vacunaciónedit.jpg
Cuando hacia fines del siglo XVIII E. Jenner observó que los ordeñadores de vacas desarrollaban unas ampollas en sus manos -idénticas a las que tenían las vacas en sus ubres por una enfermedad que afectaba al ganado exclusivamente llamada "Vaccinia"- y que además, no se enfermaban de Viruela -que en esos momentos azotaba a Europa con una terrible epidemia-, pensó que alguna "sustancia" tenía que haber en el contenido de esas "ampollas" que les confería cierta protección frente a la enfermedad. Tras esta simple observación, el 14 de mayo de 1796, Jenner extrajo una cantidad del contenido de una ampolla de la palma de la mano de una ordeñadora y lo inoculó en un niño de 8 años. Unos días más tarde, el niño desarrolló una forma de viruela muy leve que desapareció sin dejar ninguna complicación. Tras esto, Jenner inoculó la propia viruela en el niño, quien no la desarrolló, demostrando así que esa era la mejor manera de proteger a Inglaterra de la epidemia. Esto significó el inicio de una nueva era en la medicina mundial: la vacunación. Seguir leyendo...

¿Es malo comer de noche?

comida.jpg Existe entre nosotros la vieja idea de que comer de noche nos hace engordar porque luego no quemamos calorías, sin embargo, este concepto no tiene mucho de cierto ya que omite detalles importantes de nutrición básica, fisiología digestiva, endocrinológica y metabólica. En pocas palabras, ignora por completo el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. En principio, una caloría cumple la misma función a cualquier hora del día, es decir, determina una cantidad de calor o energía luego de ser asimilada por nuestro cuerpo para que las células mantengan sus funciones básicas. Si bien durante la noche descansamos a través del sueño, nuestro cuerpo no deja de funcionar. Mientras dormimos, nuestros órganos siguen trabajando (aunque a un ritmo más lento). Si no tuviéramos calorías, le exigiríamos demasiado para sostener sus funciones. Las consecuencias de eso serían contraproducentes y terminaríamos enfermándonos. Seguir leyendo...

Las epidemias en zonas de desastre

PiscoBellido027.jpg Para nadie es un secreto que después de los desastres naturales en lo primero que hay que pensar es en las posibles enfermedades que pueden presentarse a manera de epidemias. ¿Qué hace que las enfermedades a gran escala aparezcan en un escenario de desastres? Veamos algunas de las razones: - La densidad poblacional aumenta debido al hacinamiento producido por la destrucción de hogares, lo que eleva la posibilidad de contagio de infecciones respiratorias. Los servicios de salud pueden saturarse, motivando una insuficiente atención. - La falta de los servicios básicos da lugar a la contaminación y por lo tanto al aumento de enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias. -El desplazamiento de la población acarrea un cambio en la distribución de enfermedades, afectando a los individuos con las defensas bajas. De la misma manera, los animales tratan de huir en busca de refugio y trasladan enfermedades. - La desorganización de los servicios de salud. Después de un desastre, las redes de salud ven sobrepasada su capacidad de respuesta. Es necesario redistribuir los fondos de salud y establecer programas de control de epidemias sobre la población afectada. -Cambios en el ecosistema que puedan favorecer la aparición de enfermedades producidas por animales u otros agentes transmisores. - Las provisiones de alimentos, bebida y refugios deben estar en buen estado y garantizar las condiciones mínimas de salubridad. Seguir leyendo...

El crecimiento ideal

saludniños.jpg Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el crecimiento idóneo de los niños debe estar determinado por ciertas condiciones básicas de crianza y cuidados que todos deben recibir desde que nacen. La OMS considera que si todos los niños del mundo - durante sus cinco primeros años de vida- gozaran de los beneficios completos de lo que definen como condiciones de crecimiento idóneo, no existirían diferencias de ningún tipo en su ganancia de peso, incremento de estatura ni en su desarrollo cerebral, sin importar de qué condición sean, de qué región geográfica provengan, a qué grupo racial pertenezcan así como tampoco importaría la talla de sus padres. Seguir leyendo...

Qué hacer en los desastres naturales

señal.jpg Si bien es cierto es difícil predecir algunos desastres naturales como los terremotos, creo que no existe justificación para no estar preparados. Y no me refiero a las prevenciones que se tomen a nivel gubernamental, sino a lo que se debe hacer a nivel personal, familiar y vecinal. La Organización mundial de la Salud OMS/OPS tiene guías y manuales de prevención de daños que bien podrían salvar cientos de vidas, fáciles de ejecutar y que se distribuyen sin mucho trámite. A continuación les ofrezco algunos consejos que pueden ser de utilidad en estos casos: Seguir leyendo...

Hoy en portada

Subir