27 de abril del 2017 °C
Doctor mascotas

Mi perro usa un isabelino

¿Quién no ha visto alguna vez a un perrito paseando con su collar isabelino? Sucede que después de que un perro ha sido sometido a una operación, querrá lamerse o rascarse las heridas. Para evitar el riesgo de infecciones o que se abran los puntos de la intervención quirúrgica es necesario colocarle un collar isabelino. Seguir leyendo...

Neoplasias en las mascotas

Perro recibiendo tratamiento de radiación. (Foto: kqedquest) Tanto los perritos como los gatitos, así como los seres humanos y todos los seres vivos, estamos formados por un sinnúmero de células que se dividen constantemente (proceso conocido como mitosis). Las células deben pasar por muchos puntos de chequeo para poder entrar al ciclo de división. A las células “enfermas” no se les permite la entrada y de esa manera nuestro organismo se mantiene sano. Sin embargo, muchas veces hay alteraciones en los puntos de chequeo y las células vetadas continúan con su ciclo. Esta alteración se traduce en la formación de neoplasias. Seguir leyendo...

Postoperatorio

Foto: VespaGT Los animales domésticos, al igual que la mayoría de personas, necesitarán en algún momento de sus vidas pasar por una intervención quirúrgica para corregir alguna anomalía o controlar alguna enfermedad. Para ello, existen cirujanos especializados en tejidos blandos, traumatología, cavidad toráxica, etcétera. Actualmente, en el mercado contamos con centros veterinarios que cuentan con equipos completos para el trabajo quirúrgico. Si el cirujano veterinario ha realizado la operación siguiendo los protocolos correctos, todo debería ir bien. Los problemas suelen empezar en el postoperatorio pues el animal no tiene conciencia de las consecuencias y no se preocupará por cuidarse, sino que una vez en casa querrá jugar y correr. No guardará reposo como lo haría una persona. Seguir leyendo...