Mi Bafi era una gran danés, enorme y preciosa, y tuve la suerte de tenerla a mi lado durante 12 años Seguir leyendo...