¿Tu mascota parece tu sombra? ¿No se aparta de ti ni un segundo y te sigue a todas las habitaciones de la casa? ¿Parece una tragedia cada vez que sales pues se queda llorando y a veces incluso aullando? Si tu respuesta a estas preguntas es sí, entonces debes considerar que tienes un perro ansioso y seguilón Seguir leyendo...