El uso de los pirotécnicos es algo netamente humano, primitivo y peligroso. En muchos países civilizados la manipulación de estos productos está totalmente prohibida, y si se utilizan fuegos artificiales en alguna celebración, estos son controlados por especialistas. Seguir leyendo...