20 de octubre del 2014 19 °C

Actitudes que logran resultados

El presidente de Daewoo, Kim Woo-Choong, en su libro "El mundo es tuyo" habla de actitudes que tenían sus empleados que para él eran determinantes para que estas personas fueran reconocidas como empleados valiosos de la organización y para que pudieran hacer carrera. Poniendo un ejemplo, parece que en una época había mucha escasez de espacio en los barcos, ellos tenían que realmente poder ocupar ese espacio que les asignaban para exportar sus productos, pero que en los puertos a veces te comprometían el espacio pero te bajaban la carga. Entonces habían tres tipos de empleados: un empleado que acompañaba la carga hasta el puerto, y se retiraba tranquilo de que ya había cumplido su trabajo que era llevar la carga al puerto. Había otro, que no se iba del puerto hasta asegurarse que su carga la hubieran embarcado y estuviera instalada en las bodegas de los barcos. Pero había una tercera clase de empleado, que era aquel que no se iba del puerto hasta que el barco zarpara, así tenía la seguridad que la carga no la habían bajado de las bodegas. Y como decía él, era obvio que lo que él quería hacer era ayudar a hacer carrera y desarrollar a aquellos que eran los del tercer grupo, los que se quedaban porque lo que importaba no era cumplir el encargo según como estaba señalado, sino cumplir con la misión del encargo, la razón de ser del encargo. En este caso es que la carga efectivamente saliera del puerto y llegara a su destino. Seguir leyendo...

¿Tú lo contratarías?

Cada día preparamos a decenas de ejecutivos y profesionales para que pasen por exigentes procesos de entrevistas de selección. Algunos de esos procesos son extenuantes: pueden constar de una serie de entrevistas a profundidad, entrevistas una tras otra durante varios días seguidos y con varias personas a la vez o con el uso de pruebas psicológicas, simuladores o exámenes complejos. Los entrevistadores usan técnicas distintas para tratar de conocer a fondo a los candidatos. Unos son muy amables y rápidamente se ganan la confianza del... Seguir leyendo...

¿Te has preparado bien para tus entrevistas de trabajo?

¿Has revisado las 45 preguntas difíciles que típicamente nos pueden hacer en una entrevista? Pensarás "no, ¿dónde las encuentro?" Bueno en este blog se puede encontrar muchas de ellas que se han venido desarrollando. También en la página web de Lee Hecht Harrison DBM Perú (www.lhh.pe) hay muchas de esas preguntas, las dejamos para que la gente se pueda preparar. Pero, fundamentalmente van a hacernos siempre, cinco o seis preguntas: 1. Háblame de ti. Tenemos que estar preparados para hablar bien de uno mismo de manera corta. Uno no puede improvisar, hay que prepararlo. 2. ¿Qué sabes de nosotros? Llegar bien preparado a una entrevista, saber a qué se dedican, cuáles son los retos, qué se espera de la posición. Uno tiene que saber que quiere ir a trabajar ahí por una razón distinta que necesita el dinero para pagar sus cuentas. 3. ¿Por qué te fuiste de tu anterior trabajo? ¿Qué pasó? ¿Por qué no te quedaste? ¿Por qué te despidieron? Para eso uno siempre tiene que estar preparado y poder dar una respuesta bien sólida. 4. Háblame de tus fortalezas. Sugiero realmente hacer una lista de por lo menos diez, pero fortalezas situadas en un contexto de negocios, y siempre sustentadas con ejemplos de historias de logros o resultados lo más numérico posible. 5. La pregunta de las debilidades. Debemos tratar de presentar las debilidades lo mejor posible, dentro de un contexto acotado. Normalmente mencionándolas en el pasado, el qué hemos hecho para mejorarlas, y cómo están latentes aún pero bajo control. Seguir leyendo...