Este 2017 se cumplirán 400 años de la muerte de la primera santa del Perú y de América: Santa Rosa de Lima. Rosa llevó una vida de dedicación y ascetismo, y tuvo la valentía de cobijar y atender en su propia casa a los pobres y enfermos… hasta que la tuberculosis terminó con su vida a los 31 años. Por este motivo fue nombrada como patrona de los que padecen esta terrible enfermedad.

Años después, en 1907, ante la cantidad de personas con tuberculosis que requerían atención en el histórico Hospital Dos de Mayo, se inaugura el pabellón de Santa Rosa, dedicado a atender a estos pacientes.

La tuberculosis es una enfermedad bacteriana que afecta principalmente los pulmones y se contagia por medio de la tos de personas infectadas.

Esta enfermedad, actualmente curable, aún representa un serio problema de salud pública en países como el Perú. En el 2010 se estimaron 267 mil nuevos casos de tuberculosis en Latinoamérica. El país que más aportó a este número fue Brasil con 85 mil nuevos casos, seguido por nuestro país con 31 mil, donde la mayor parte se concentra en la ciudad de Lima.

La TBC en el Perú. Fuente: La República.

La TBC en el Perú. Fuente: La República.

Uno de los mayores retos para controlar esta enfermedad es la dificultad de ubicar a las personas con tuberculosis, para tratarlas tempranamente y evitar que contagien a otros. Esto se debe a que las personas muchas veces no saben que pueden advertir si tienen esta enfermedad (hacer un descarte) de manera gratuita en cualquier centro de salud, mientras que otros prefieren ignorar sus síntomas (tos por más de dos semanas). Por ello, resulta necesario identificar en qué lugares se pueden abordar a estos pacientes.

En el histórico Hospital Dos de Mayo —pero no en el pabellón de Santa Rosa— el Dr. Eduardo Ticona y un equipo de investigadores nacionales y extranjeros, proponen que las salas de emergencia podrían ser buenos lugares para realizar un diagnóstico temprano de tuberculosis. Para ello, realizaron pruebas de descarte a los pacientes atendidos en dicha sala de emergencia que no estuvieran recibiendo tratamiento. Entre julio del 2005 y agosto del 2006, recolectaron muestras de 931 pacientes. El 18.7% tuvo tuberculosis pulmonar pero solo el 60% presentó los síntomas.

Es decir, si se realizaran descartes de tuberculosis a todas los pacientes que acuden a los servicios de emergencia, se podrían captar tempranamente a muchas personas. Además, el estudio evidencia que la estrategia de descarte que se aplica usualmente (solo a los pacientes que presentan tos por al menos dos semanas) no sería la ideal, pues muchos con infección activa por esta bacteria no cumplen con este requisito.

Los resultados del estudio son reveladores y representan un avance en la lucha contra la tuberculosis. Pero sigue siendo tarea de todos nosotros informarnos sobre esta enfermedad y colocar nuestro granito de arena, tal como nos enseñó Isabel Flores de Oliva.

Referencia:

ResearchBlogging.orgTicona, E., Huaman, M., Huaroto, L., Burgos, M., Brett, M., Escombe, R., & Moore, D. (2016). Tuberculosis screening using ability to provide sputum in an endemic emergency department: TABLE 1 European Respiratory Journal, 47 (1), 330-333 DOI: 10.1183/13993003.00877-2015

Nota: Este artículo es una colaboración de Álvaro Taype Rondan, médico cirujano e investigador de CRONICAS Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas, Universidad Peruana Cayetano Heredia.