“Se casaron y vivieron felices para siempre” (los mitos del amor romántico)

Si tenemos un niño a cargo, es nuestro deber enseñarle que no necesita a una pareja para sentirse pleno y feliz, que dentro suyo tiene todo lo que hace falta para lograr sentirse realizado, que es importante amarse a sí mismo y que, si en algún momento decide compartir una etapa de su vida con una pareja, hay situaciones que simplemente no se pueden tolerar. Que nada que nos haga daño está bien porque el amor no se trata de sufrir sino de cuidar al otro y ser cuidado también. De construir relaciones equitativas, sin jerarquías, basadas en la libertad. Seguir leyendo...