Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
mujeralvolante

Mujeres que leen a mujeres

Vivimos en un mundo en el que la ciencia nos dice que los típicos síntomas de un paro cardíaco son presión en el pecho y dolor en el brazo izquierdo, pero que no nos dice que las mujeres también experimentan fatiga, indigestión y ansiedad. Y es que los ensayos clínicos recién incluyeron a las mujeres a mediados del siglo XX. Por su parte, la historia decidió restarle importancia a la participación de algunas mujeres durante los cálculos que lograron que un hombre se convirtiera en el primer estadounidense en orbitar alrededor de la tierra (para más info, ver la película Hidden Figures)También cabe resaltar, que el arte se refiere a las proporciones perfectas y armoniosas para la escultura o pintura basándose en las medidas del cuerpo de un hombre. Y es que, vamos, esta característica la encontramos hasta en el lenguaje que utilizamos día a día en donde se generalizan los términos en masculino.

La ciencia, historia, arte, y el mundo en general, ha sido escrito por los hombres. Pero lejos de que esto sea una crítica (ok, sí, esto es un crítica al mundo machista), algunas mujeres han decidido cambiar su fuente información. Es así que un grupo de mujeres, dirigidas por Sandra Campó, se junta todos los lunes a disfrutar, compartir y aprender juntas a través de la literatura escrita por mujeres.

Las chicas en la última reunión del club.

“El club de lectura: La Libre”, se perfila como el primer club de lectura feminista del Perú y recibe ese nombre, debido a que un inicio las reuniones eran la librería barranquina La Libre (librería que actualmente se encuentra cerrada debido a un problema causado por una constructora aledaña al local). Aún así, esto no ha frenado a estas mujeres, quienes han encontrado un nuevo espacio donde reunirse a leer, debatir y reír mucho.

La idea del club nació en el año 2015, después de que Sandra -la fundadora- viera en internet un peculiar reto de literatura, el cual le dio la idea de hacer uno propio y empezar a leer solo libros escritos por mujeres. Esta experiencia fue reveladora para ella, debido a que descubrió a autoras de las que nunca antes había escuchado. “Leí a autoras populares a las que nunca les había prestado atención y me di cuenta que desde ese momento en adelante quería navegar en el universo maravilloso que es el de la literatura por mujeres”.

La invisibilidad de las mujeres en la literatura comenzó en la antigüedad, en dónde todas aquellas que leían y sabían cosas eran consideras brujas y merecedoras de ser llevadas a la hoguera. La participación de las mujeres en el mundo de la literatura siempre fue visto como inmoral y por ello, muchas valientes tuvieron que optar por publicar bajo pseudónimos masculinos o el nombre de su padre.

Pero leer a mujeres tiene una particularidad: descubrir una nueva perspectiva. “En los libros escritos por mujeres encuentro temáticas que me interesan tratadas desde una perspectiva que me resulta fascinante: la mirada de otra mujer sobre sí misma, sobre la época en la que vivió o vive, el reflejo de sus experiencias en una sociedad que le es adversa y el cuestionamiento a un mundo que le restringe sus libertades.”, nos cuenta Sandra.

Si bien el principal objetivo del club es nutrir a mujeres, también busca poner su granito de arena en combatir con la desigualdad de género dentro del mundo de la literatura. Indicadores como que en los 100 años en que se ha entregado el Premio Nobel, solo han ganado 14 mujeres en la categoría de literatura (y solo una latinoamericana), o que muy pocas personas puedan nombrar a más de 5 escritoras mujeres, son algunos de los que demuestran que aún hay mucho trabajo por hacer.

Erika Lust, Gabriela Wiener, Tatiana Lobo Wiehoff y Marina Perezagua son algunas de las escritoras que a través de temas como el sexo, la pornografía, los estereotipos de belleza, e inclusive el suicido, abren la mente de estas casi 15 mujeres. Lo interesante y valioso del club es que tanto las lecturas, como los debates que se generan – pues se encuentran opiniones distinas-, han creado una lazo muy especial entre ellas. Semana tras semana, todas las preguntas y respuestas que les dejan las lecturas van forjando una nueva generación de mujeres que están aprendiendo a pensar por sí mismas.

Si quieres unirte a este club, solo tienes que escribir a sofiadebochca@gmail.com y dejar tu agenda libre todos los lunes a las 7.30pm.

Dato extra: Sandra Campó ha escrito un libro llamado “Hoy tengo ganas de mí”, que trata sobre la masturbación femenina. Si estás interesado en adquirir el libro, entra aquí.

 

 

Leer comentarios ()

Subir