Cuidado que la cabina de internet se convierta en su segunda casa

Todos los días, a media mañana, Jorgito (lo vamos a llamar así) de apenas 10 años de edad, llega a la cabina pública de Surquillo, para reunirse con sus amigos a jugar World of War Craft. Las edades de los niños fluctúan entre los 6 y 14 años. Disfrutan tanto del juego que pueden jugar de ocho a diez horas seguidas, solo tomando un descanso para ir a almorzar, la diversión también incluye los fines de semana. Pero, ¿Es bueno que los chicos pasen tanto tiempo frente a las pantallas? Los padres tienen mucho que ver en esto. Seguir leyendo...