25 de marzo del 2017 °C
Presión alta

Compiten, ¿le alegra o le duele?

A que sí. A que muchos de ustedes juraron a ‘priori’ que Ecuador nos goleaba porque a esta selección sin sus referentes le tiene menos fe que la ‘Vero’ al próximo gobierno. Bueno, fue un empate que, de seguro, igual lo decepciona si es que está soñando con el título de la Copa América, tenemos tantos ganados con nuestro equipo habitual que uno ya se acostumbra a ser exigente. Pero más allá de los resultados coyunturales, hay conclusiones importantes. Contra todas las profecías, este equipo compite. Los jugadores que lo... Seguir leyendo...

La Copa, así los vemos

Se inicia la Copa, vamos con los aspirantes que son parte de esta lucha parecida a nuestra carrera presidencial: Algunos llegan con figuras y pretensiones, otros solo para hacer bulto, no hay forma que pasen la ‘valla’. Argentina. Mi favorito. Messi sabe que es una de sus últimas oportunidades de ganar algo con selección, lo que le exigen los ‘maradonadictos’ (adictos a Maradona, ¿se entiende, no?) para reconocer que es el más grande de todos. Pero con esa generación que lo acompaña, sin hacer trampa, le será difícil lograr un... Seguir leyendo...

Copa América: ¿El éxito es pasar o probar?

Se viene una nueva Copa América y ya sabemos cómo nos pone ese tema, ‘a mil’. Es la novia llegando por primera vez al ‘depa’, los anticuchos sobre la mesa después de 20 años sin pisar Perú. Salivamos de emoción, no hay hinchada que se la tome tan a pecho como nosotros. Somos terceros en las dos ediciones anteriores y ahora que vamos con un equipo extraña y felizmente joven, si quedamos cuartos nomás para muchos será un fracaso. Dirán: “Con los titulares, salíamos campeones”. Sí, claro, y Blatter es honrado. En cualquier... Seguir leyendo...

Simeone y 'el arte del cogoteo'

Recuerdo que la única vez que tuve inconvenientes por algo publicado en redes fue cuando celebré la clasificación de Holanda superando a México en el mundial pasado. Dije que a mí me gustaba ver a los ‘grandes’ superando fases y, claro, no contaba con que la nota iba a ser leída por los mexicanos, quienes poquito faltó para que con maldad infinita me mandaran a quemar la casa como le pasó a los abuelitos de Marimar. En fin, hoy espero que no se repita la historia con los españoles si confieso que lamenté mucho la... Seguir leyendo...