22 de noviembre del 2014 19 °C

Los poemas de los adioses

La poesía es hija de la inspiración y esta es una dama huidiza que disfruta de los apasionamientos y tribulaciones de los poetas. Un poeta se nutre de sus turbaciones, de la nostalgia y el socavón de las miserias que lo suelen cargar. Al decir verdad, cuando ello no ocurre, el poeta inventa, vive su ficción, se convierte en un personaje inexistente. Seguir leyendo...

Amores genuinos

Ninguna instrucción es más peligrosa que la que nos impulsa al abismo. Hay músculos que no se pueden remendar y ningún libro servirá para atar nuevamente el nervio roto, el ojo ahogado y el alma partida en la mitad. Pero si te dan la opción de cruzar un puente hacia el corazón de la luz, aquí algunas instrucciones peligrosas. Seguir leyendo...