Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
Trinchera crema

Universitario: lo bajaron de las nubes

Con la pelota en los pies, la ‘U’ no pudo disimular su falta de ideas ante Garcilaso, acrecentada por la ausencia de Figuera, eficaz para el quite, pero dueño también de un pie inspirado para habilitar. La fragilidad de su reemplazo, César Huamantica, hizo más elocuentes las diferencias.

Con la pelota en los pies, la ‘U’ no pudo disimular su falta de ideas ante Garcilaso, acrecentada por la ausencia de Figuera, eficaz para el quite, pero dueño también de un pie inspirado para habilitar. La fragilidad de su reemplazo, César Huamantica, hizo más elocuentes las diferencias. Seguir leyendo...

Universitario: Troglio trae una nueva esperanza

Ganar. Golear. Y en un clásico. El sueño del hincha cumplido. Para volver, Universitario urgía de un triunfo así. Pero no era lo único que necesitaba.
A la crema le faltaba una idea. Y la tuvo. No es vistosa ni efectista, tampoco muy sofisticada. Es simple: recuperar la pelota lo más rápido posible y atacar con la misma velocidad. El mediocampo es un área de tránsito al momento del ataque, no hay mucho espacio ni tiempo para la elaboración. Y sin la pelota es la zona de atraque, de quite, de anticipo. Los equipos peruanos sufren...

Ganar. Golear. Y en un clásico. El sueño del hincha cumplido. Para volver, Universitario urgía de un triunfo así. Pero no era lo único que necesitaba. A la crema le faltaba una idea. Y la tuvo. No es vistosa ni efectista, tampoco muy sofisticada. Es simple: recuperar la pelota lo más rápido posible y atacar con la misma velocidad. El mediocampo es un área de tránsito al momento del ataque, no hay mucho espacio ni tiempo para la elaboración. Y sin la pelota es la zona de atraque, de quite, de anticipo. Los equipos peruanos sufren... Seguir leyendo...

Universitario: un grito, un desahogo

El grito interminable recorre el Monumental. Viene acompañado de abrazos, puños que se levantan, corazones que se agitan. Es un grito celebratorio, pero también catártico. Un desahogo después de tantas frustraciones acumuladas.
Vásquez corre hacia la banca con el gol desfigurándole el rostro, con la garganta en ebullición. El año pasado defendía la camiseta que acaba de doblegar. Su grito no es una falta de  respeto, es una descarga. Faltaban 10' aún para que se terminara todo, pero no importaba. Era un gol liberador. Un zurdazo implacable. Un golazo para gritarlo hasta quedarse sin voz.

El grito interminable recorre el Monumental. Viene acompañado de abrazos, puños que se levantan, corazones que se agitan. Es un grito celebratorio, pero también catártico. Un desahogo después de tantas frustraciones acumuladas. Vásquez corre hacia la banca con el gol desfigurándole el rostro, con la garganta en ebullición. El año pasado defendía la camiseta que acaba de doblegar. Su grito no es una falta de respeto, es una descarga. Faltaban 10' aún para que se terminara todo, pero no importaba. Era un gol liberador. Un zurdazo implacable. Un golazo para gritarlo hasta quedarse sin voz. Seguir leyendo...

Universitario: el dolor no termina

Es claro que la ‘U’ necesita otro cuerpo técnico porque al actual –con y sin Chale- el libreto se le agotó hace mucho tiempo. Aunque sigo pensando que el plantel está mal armado, considero que con los jugadores a mano se puede hacer una mejor campaña. El problema principal en Ate está en la banca. Eso no tiene discusión.

Es claro que la ‘U’ necesita otro cuerpo técnico porque al actual –con y sin Chale- el libreto se le agotó hace mucho tiempo. Aunque sigo pensando que el plantel está mal armado, considero que con los jugadores a mano se puede hacer una mejor campaña. El problema principal en Ate está en la banca. Eso no tiene discusión. Seguir leyendo...

Universitario: Es hora, Roberto

A finales del año pasado escribí que Chale debía irse. No era ese un irrespetuoso acto de ingratitud hacia quien como técnico y jugador, el club y el fútbol peruano le deben mucho. Ante la necesidad de dar un salto de calidad, que le permitiera a Universitario salir de la zona de confort del anodino fútbol de entrecasa, señalé que hacía falta un técnico que lo acercara a la modernidad. Roberto había dado suficientes muestras de que no estaba para ello.

A finales del año pasado escribí que Chale debía irse. No era ese un irrespetuoso acto de ingratitud hacia quien como técnico y jugador, el club y el fútbol peruano le deben mucho. Ante la necesidad de dar un salto de calidad, que le permitiera a Universitario salir de la zona de confort del anodino fútbol de entrecasa, señalé que hacía falta un técnico que lo acercara a la modernidad. Roberto había dado suficientes muestras de que no estaba para ello. Seguir leyendo...

Hoy en portada

Subir