Luego de un año y medio de haber superado el cáncer de colon, llega una lamentable noticia para los seguidores del grupo español Jarabe de Palo: el vocalista, Pau Donés, volvió a ser diagnosticado con cáncer.El cangrejo estaba tan dormido que incluso llegué a creer que me había curado”, ha escrito el cantante a través de sus redes sociales.

 

Tras ser diagnosticado, Pau Donés decidió compartir con el público cómo era su vida con la enfermedad. A través de sus redes sociales y su blog, el cantante decidió divulgar sobre su enfermedad, contaba cómo eran sus días, los pormenores de la cirugía a la que se sometió y cómo fue el largo proceso de las quimioterapias.

 

Cuando Donés anunció que estaba curado del cáncer, todos nos alegramos. Sobre todos quienes habían acompañado al cantante durante todo el proceso, viendo sus recaídas y sus mejoras, y sobre todo, siendo testigos de cómo el tratamiento médico convencional contra el cáncer daba sus frutos. Incluso, el artista decidió donar una muestra de sangre para que se hicieran las investigaciones correspondientes sobre el oncogén responsable de la enfermedad.

 

No obstante, todo este extraordinario mensaje positivo hacia el tratamiento moderno del cáncer fue borrado de un solo manotazo. Ni bien recibió el alta, Donés hizo pública su decisión de empezar con un tratamiento “alternativo” –específicamente con un tipo muy particular de plantas- para “mantener a raya el cangrejo”. Esta decisión le valió el apoyo de muchos de sus seguidores, pero también las críticas de tantos otros, además de médicos y otros especialistas.

 

 

 

Como ya lo comenté líneas arriba, lamentablemente, el vocalista de Jarabe de Palo dio la noticia de que el cáncer le había vuelto. Un año y medio después de haber sido dado de alta. Según relató él mismo a través de sus redes sociales, en el último control los marcadores estuvieron elevados y tras someterse a una tomografía axial computarizada, se le encontró un pequeño tumor en el peritoneo (que es la membrana interior del abdomen y que forma los pliegues que envuelven a los órganos de la zona).

 

¿Qué es lo que hizo Donés para intentar “mantener a raya al cangrejo”? Según su propia confesión, a través de una de las entradas de su blog: “La medicina ha funcionado. El programa médico al que me han sometido ha dado sus frutos. También las infusiones matinales, la alimentación alcalina, los baños de sal, la Kalanchoe… Fútbol Club Hospital Vall d’Hebron 1, Deportivo del Cangrejo 0″.

 

Todos sabemos que hay muchas posibilidades de que reaparezca el cáncer en un paciente que ya tuvo la enfermedad son altas, en el mediano o largo plazo. Por eso es que, como parte del tratamiento, se indican chequeos periódicos que se van haciendo más espaciados según van pasando los años.  Probablemente haya quienes digan: ¡Claro! El tratamiento convencional es el que ha originado que le vuelva a aparecer el cáncer.  Yo creo que más bien, es una suerte que nunca se haya separado de su programa médico, ya que es el que le puede dar más esperanzas de recuperación.

 

¿Y qué hay de las kalanchoe, de la alimentación alcalina, de los baños de sal? Eso también ayuda, ¿no?  Pau decidió someterse a un tratamiento “alternativo” a base de Kalanchoe daigremontiana, que en España es promocionada por Josep Pamiés. Él es un cuestionado agricultor catalán que asegura que esta planta “puede paralizar el desarrollo del cáncer”. Como comenta el biólogo peruano y autor del blog Expresión Genética, David Castro, “esa planta no ha demostrado ningún efecto terapéutico, pero los charlatanes lo venden como una alternativa a la quimioterapia”. Además, se conoce que la Kalanchoe contiene un componente que puede llegar a causar la muerte debido a su alta toxicidad. ¿Y sobre la dieta alcalina? Puedes leer esto o esto.

 

Cuando se optan por tratamientos cuya eficacia no está científicamente demostrada, solo se perderá valioso tiempo que pudo ser usado en un tratamiento comprobado. Solo basta recordar el caso de Steve Jobs, diagnosticado con un cáncer de páncreas complicado, pero operable. El fundador de Apple decidió someterse a un tratamiento con jugos naturales que, lamentablemente, no funcionó. Al querer operarse, ya era demasiado tarde.

 

Hay que ser claros en una cosa: la prevención sigue siendo la principal arma contra el cáncer . Sin embargo, sí es posible mantenerlo a raya, sobre todo si se detecta en sus estadios iniciales y si se cumplen con los tratamientos y recomendaciones que la medicina moderna nos ofrece.