En los últimos días Lima ha sentido de cerca un problema que afecta desde hace mucho a un gran número de peruanos: la falta de agua. En algunas zonas el corte de servicio ha sido por horas, y en otras por días. Esto ha hecho que la gente compre, sobre todo, agua en grandes cantidades y diferentes presentaciones. Pero no solo eso. La falta del líquido vital ha hecho que modifiquemos a la fuerza muchas de nuestras rutinas. Pero ¿nos hemos puesto a pensar si es que con estos cambios estamos contaminando más?

¿A qué me refiero? OK. No hay agua, te desesperas. Sales a la tienda, al supermercado, y tratas de comprar la mayor cantidad de agua embotellada. Botellas chicas, botellas grandes, contenedores, baldes. Te paso un dato: las botellas grandes guárdalas porque te pueden servir para seguir acumulando el agua que necesites. Las botellas chicas no las botes a la basura. Compáctalas y júntalas en un espacio adecuado, para que las entregues luego a los recicladores.

¿Decidiste no usar tus platos y utensilios, para no gastar tu poca agua en lavar? Usar alternativas descartables es una buena opción ¿verdad? Sin embargo, debes tener mucho cuidado en no elegir platos de tecnopor (poliestireno expandido). La razón es muy simple: este material no se degrada y es altamente contaminante. Ah, y como información adicional, evitar usar ese material para calentar tu comida en un horno microondas pues es un agente cancerígeno humano.

¿Hace demasiado calor y necesitas estar con el ventilador encendido mientras estás en casa? Aunque hasta ahora no hay  complicaciones con el suministro eléctrico en Lima, pero debemos andar con cuidado. Lo recomendable es, también, usar la energía eléctrica que necesitemos. Para eso, desconecta todos los aparatos que no estés usando y apaga las luces de las habitaciones en las que no estés. Esa es otra manera de minimizar el impacto.

Mientras no sigan cayendo más huaicos en el Rímac se irá reestableciendo el servicio de agua potable. Si tienes el agua que necesitas y puedes acopiar ayuda para los que lo necesitan, deja tus donaciones. ¿No sabes dónde hacerlo? Checa este interesante mapa de la gente de Libélula.