CADE PERÚ 2016

“CADE 2016 tendrá un sentido de urgencia” [OPINIÓN]

Urge tomar acciones para borrar la imagen de un gobierno en ‘piloto automático, dice el presidente de IPAE Acción Empresarial

“CADE 2016 tendrá un sentido de urgencia” [OPINIÓN]

Según el presidente del comité organizador, Alfredo Torres, CADE MIDE será un tablero de control de seguimiento continuo de cara al bicentenario. (Foto: Andina)

Por: Julio Luque, presidente de IPAE Acción Empresarial

Escribo estas líneas a una semana del inicio de la 54ª edición de CADE Ejecutivos. Las inscripciones se cerraron hace ya varios días con un récord histórico de 1,200 participantes, inequívoca señal del enorme interés que ha despertado en la comunidad empresarial la primera presentación oficial del Presidente Pedro Pablo Kuczynski y buena parte de su gabinete. 

 

Estoy seguro de que muchas de las presentaciones públicas y conversaciones privadas que oiremos en Paracas durante los próximos días girarán en torno a un indispensable sentido de urgencia. Después de cinco años sin un liderazgo claro y con la economía en “piloto automático”, la inversión privada se ha frenado de manera muy notable y los niveles de consumo de la población se encuentran virtualmente estancados. 

Resulta indispensable, por tanto, tomar medidas que muestren resultados de reactivación en el muy corto plazo para que el Gobierno no pierda el principal activo que tiene hasta el momento: una renovada confianza de la población en general y de los empresarios, en particular.

Existe también la necesidad de un sentido de urgencia ante la relativa proximidad de nuestro bicentenario. Por eso, el nombre de esta edición de CADE es Desafío 2021: La Oportunidad es Ahora. Como dijo Peter Drucker, “la planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes”.

Debemos tomar acciones inmediatas si queremos celebrar nuestro bicentenario con una significativa reducción de las brechas que tenemos en temas tan relevantes como educación, salud, infraestructura o institucionalidad. Los diagnósticos están. Inclusive, podríamos decir que existen importantes consensos en referencia a las estrategias que debemos emplear para cerrar estas brechas. Necesitamos actuar ya.

Para ser justos, podría haber también un pedido de sentido de urgencia desde el gobierno hacia los empresarios. Se puede discrepar con algunas de las medidas o posturas políticas del nuevo gobierno, pero nadie puede poner en duda la vocación pro inversión privada que se está mostrando. 

Los diversos esfuerzos por destrabar inversiones y reducir barreras para la inversión mostrados en estos primeros cuatro  meses demuestran una clara apuesta del gobierno, que va más allá del discurso, para que el sector privado lidere el proceso de retomar el tan necesario crecimiento. Para que este modelo funcione, el proceso de decisión de inversiones debe acelerarse.

Espero, sinceramente, que CADE Ejecutivos sirva en definitiva para imprimir en todos, Gobierno y empresarios, el sentido de urgencia que el país requiere. No hay tiempo que perder.


Tags relacionados

CADE