CADE PERÚ 2016

El Produce trabaja para impulsar las industrias culturales

En enero se sabrá cuánto aportan las industrias culturales al PBI y se tendrá un mapeo completo de los problemas burocráticos

El Produce trabaja para impulsar las industrias culturales

(Foto: Archivo El Comercio)

Las industrias culturales y creativas (editorial, música, teatro, audiovisual, videojuegos, entre otras manifestaciones) están -por primera vez- en la agenda de CADE

 

Ante ello, vale preguntarnos cuáles han sido los avances de estas en nuestro país. Más aun, después de la instalación de la mesa de industrias creativas, en el marco del Plan de Diversificación Productiva, el año pasado.

“Comenzamos a ver algunos avances con la mesa. Generamos una matriz donde se detectaron problemas comunes a todos los subsectores”, afirma Iván Cock, director de la Asociación Promotora de Música, Arte y Sonido (Apromas) y miembro de la mesa. Un proceso que, afirma, aún no concluye.

Pedro Villa, consultor de la Cámara Peruana del Libro (CPL), por su parte, señala que la mesa  jugó un papel importante en la ampliación de los beneficios tributarios para el mundo editorial.  Así como en la inclusión de las industrias creativas en los fondos de Innóvate Perú.

En agosto se dio la primera reunión de la mesa de industrias creativas con el nuevo gobierno. Para luego tener una sesión posterior por subsectores junto a representantes de gremios, entidades y del Ejecutivo. El compromiso del Gobierno fue de continuar con las mesas y darle mayor empuje. Un compromiso que ratifica a Día1, Juan Carlos Mathews, viceministro de Pymes e Industria del Ministerio de Producción. 

¿QUÉ SE VIENE?
El viceministro explica que se han puesto dos metas hacia enero. Una de ellas es tener la valorización de cuánto aportan las industrias culturales al PBI peruano. Una medición que no existe hasta el momento y que es importante para medir los avances.

Las cifras que se manejan –y que se calculan entre el 1,6% y 1,8% del PBI– son referenciales en base a mercados similares, refiere. Por tanto, las meta que se propuso en un inicio -de alcanzar el 5% del PBI al 2021- se modificará cuando se tengan los nuevos indicadores.

“Esta medición nos dará argumentos de cara al Estado para [elaborar] el presupuesto o para tocarle la puerta a los fondos de financiamiento”, asegura.

El segundo objetivo va por tener el mapeo completo de los problemas burocráticos que afectan a los sectores creativos. Tales como controles, cargas impositivas, regímenes laborales diferenciados, entre otros asuntos.

Pero el grupo de trabajo no se queda en detectar estas barreras, sino en plantear y encaminar soluciones para las sesiones posteriores.

MÁS FRENTES
Luego de los puntos mencionados, la mesa se centrará en otros frentes: capacitación (gestión empresarial, generar marcas colectivas,  defensa de la propiedad intelectual, entre otras líneas),  impulso a la promoción de las obras creativas y convertirlas en oferta exportable.

En este último punto, Mathews afirma que la idea es que a la ley de promoción de servicios se extiendan algunos beneficios (como el drawback o la devolución del IGV) que tienen los bienes . Dentro de las industrias creativas, existen sectores como videojuegos, música o editorial, que tienen la exportación como parte de su crecimiento.

CAMBIOS
El viceministro adelanta que, debido a que la mesa abarca muchos sectores, formarán comités por cada rubro.  “Si bien hemos identificado varios cuellos de botella comunes, existen problemas específicos por sector que se tienen que resolver”, anota.

Tanto es así que planea realizar sesiones cada quince días con la mesa multisectorial y reuniones semanales para cada comité. La separación por subsectores se daría dentro de unas dos sesiones, comenta.


Tags relacionados

Industrias culturales