elcomercio.pe

Casa y Más

Guía completa para lograr un dormitorio de lujo

1 de 7

Si buscas un contraste llamativo, combina una cabecera o ropa de cama de tonos suaves, con un mueble de metal dorado o enchapado en cobre. De Boca do Lobo.

La forma de empezar a transformar el dormitorio en uno de lujo es optando por los colores correctos.  Los tonos beige, gris y blanco, empleados en las paredes, ayudan a crear un espacio luminoso y refinado. Además son el marco ideal para agregar dosis de brillo con elementos de plata, cobre o bronce, que ayudan a generar un sutil contraste.

También imprime glamour pintando las paredes del dormitorio de negro y usando acentos dorados. “El primero transmite dramatismo y sofisticación, y resulta efectivo en habitaciones amplias, ya que tiende a reducirlas. El segundo, aplicado como detalle en adornos y tapices, añade un toque glamoroso”, señala la interiorista Sophia Bardelli.

La diseñadora Luciana Langberg indica que los muebles del dormitorio, como veladores y cómodas, de madera con acabado en poliuretano (de tono neutro) encajan con este concepto. Los de línea clásica fabricados con un acabado en pan de oro, plata o cobre, o enchapados con espejos, son otras opciones para proyectar elegancia. Si los acompañas con lámparas de mesa o de pie hechas de vidrio y acero brillante, es posible realzar una personalidad sofisticada en la estancia.

DETALLES QUE IMPONEN
En cuanto a la cabecera, elige las de madera con motivos ornamentales tallados, como hojas de acanto o palmetas; la técnica del capitoné es otro recurso que denota lujo y que puedes aplicar también en un espejo, una butaca o una banqueta. Inclínate por telas de fibras naturales, como lino, algodón o seda, de color entero y neutro para proyectar un dormitorio clásico; si buscas textura y un entorno osado, puedes elegir el terciopelo en tono azul cobalto o verde esmeralda.

 

 

 


Tags relacionados

dormitorio

casa