Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Lleva todo el encanto del terciopelo a tu casa

El terciopelo es sinónimo de elegancia y sofisticación. Úsalo en cabeceras, pufs, cojines o sofás, y dale mucho  brillo y textura a cualquier ambiente.

Uno de los textiles más preciados por su elegancia es el terciopelo. “Su textura delicada (tipo piel de durazno) brinda calidez a cualquier espacio. Es una tela oriental que posee un acabado brillante y aporta sofisticación”, dice la arquitecta Gisella Vicente.

Mónica Fernández, de Romantex, señala que es posible encontrar terciopelo de algodón, seda y poliéster. De todos estos, el de seda es el más costoso (su precio bordea los US$800 el metro lineal) y de textura más suave; mientras que el de algodón tiene un costo más bajo (US$42 el metro lineal aproximadamente). Además, puedes encontrar las que contienen poliéster (fibra sintética), con un precio promedio de S/88. Asimismo, imitaciones hechas con microfibra, cuyo costo va desde los S/13.

Este material es recurrente en ambientes clásicos, pero también de corte vintage, rústico y contemporáneo. Si bien es ideal para tapizar butacas, sofás, sillas, pufs, cabeceras y cojines, puedes darle otros usos. Por ejemplo, en mantas, cortinas o la pantalla de una lámpara.

Sello personal
El terciopelo combina a la perfección con otro tipo de telas, como el raso, chenille y jacquard, a la hora de imprimir más textura en el espacio. Además, es factible encontrar una amplia gama de colores que se adaptan a distintos estilos: en entornos clásicos sobresalen el dorado, cobrizo, marrón, negro, azul, caqui y verde esmeralda. Para una propuesta moderna, inclínate por el amarillo, rojo, gris o naranja. Las gamas suaves (rosado, celeste, turquesa) funcionan para dar vida a ambientes delicados, propios de la estética vintage y shabby chic.

Tags Relacionados:

casa

terciopelo

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías