China habría perdido el control de su laboratorio espacial

Según las autoridades chinas, el Tiangong-1 impactará con la Tierra en el 2017, pero no se sabe exactamente cuándo ni dónde

China habría perdido el control de su laboratorio espacial

Imagen de la nave Shenzhou-9 preparándose para unirse al laboratorio Tiangong-1. (Foto: AFP /Jiuquan Space Centre)

Las autoridades chinas anunciaron que su laboratorio espacial, el Tiangong-1, impactará con la Tierra en la segunda mitad del 2017. Pero al no tener información específica de cuándo y dónde caerá, y luego de que astrónomos hayan detectado un comportamiento errático en el movimiento del laboratorio, el anuncio aumenta la preocupación de que China haya perdido el control de la gigantesca nave.

El Tiangong-1 fue lanzado en el 2011 y representó un hito en la historia aeroespacial de China. Recibió tres misiones y seis taikonautas -el nombre con el que se conocen a los astronautas de China-. Su trabajo terminó en el 2013 y entró en modo de hibernación.

Según las declaraciones de Wu Ping, la subdirectora de la oficina de ingeniería espacial tripulada de Chlina, el Tiangong-1 se encuentra intacto y a una altura promedio de 370 km sobre la Tierra, y recalcó que la mayoría de las partes del laboratorio -que tiene 10,4 metros de largo y pesa unas 8 toneladas- se desintegrarán, por lo que es poco probable que cause daños. 

"Con base en nuestro cálculo y análisis, la mayoría de las partes del laboratorio espacial se incendiarán durante la caída", dijo la especialista, citada por la agencia oficial Xinhua.

Por su parte, Jonathan McDowell, astrofísico de la Universidad de Harvard (EE.UU.), declaró que el anuncio sugiere que China ha perdido el control de la nave. En este caso, sería imposible predecir el lugar dónde caerá.

McDowell recalca que es muy complicado manejar este tipo de máquinas espaciales, y que un ligero cambio en las condiciones atmosféricas podría empujar el lugar de aterrizaje "de un continente a otro", según el portal The Guardian. 

Respecto a que la mayoría de partes del Tiangong-1 se desintegran al caer, el especialista indica que elementos como el motor y los cohetes son tan densos que no se quemarán del todo.

"Sí hay una posibilidad de que vaya a hacer daño. Podría afectar el carro de alguien. Habrá una lluvia de trozos de metal que podría atravesar el techo de alguien", dijo McDowell, citado por The Guardian.


Tags relacionados

China