21 de febrero del 2017

Cometas trajeron a la Tierra moléculas precursoras de la vida

La sonda europea Rosetta termina su odisea espacial de 12 años este viernes. (Foto y video: AFP)

Los cometas similares al 67P/Churyumov-Gerasimenko, cuerpo rocoso que ha sido analizado por la sonda espacial Rosetta, trajeron a la Tierra moléculas orgánicas muy complejas como la acetamida, la acetona, el propanal y el metilo, los cuales contribuyeron a que se creara la vida.

Este es uno de los principales descubrimientos científicos de la misión Rosetta que la Agencia Espacial Europea (ESA) presentó en su centro de control de operaciones en Darmstadt (Alemania).

La misión finaliza mañana con su descenso controlado sobre una región de fosas activas en la "cabeza" del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

La ESA ha presentado los momentos científicos culminantes de la misión Rosetta, que comenzó el 2 de marzo del 2004, y recorrió 6.400 millones de kilómetros hasta llegar al cometa en agosto del 2014.

Rosetta se encuentra ahora a 600 millones de kilómetros del Sol y por eso ya no va a recibir energía solar suficiente para seguir en funcionamiento. Más o menos la misma distancia a la que se encontraba en enero del 2014, cuando la ESA la desconectó y entró en una especie de hibernación.

Respecto de la Tierra, Rosetta se encuentra ahora algo más lejos, a unos 700 millones de kilómetros.

"Llega el momento en el que se van a analizar muchos datos, probablemente durante 10 años más, queda mucho trabajo", dijo a la agencia EFE Gerhard Schwehm, que fue director de la misión Rosetta entre el 2004 y el 2013.

"Es muy improbable que el agua de la Tierra viniera de cometas similares al 67P/Churyumov-Gerasimenko" porque la proporción de agua pesada en el cometa es muy elevada, unas tres veces superior a la de la Tierra, añadió Schwehm.

Es posible que fueran los asteroides los que trajeron el agua en gran parte a la Tierra, según el científico alemán.

Una de las preguntas de esta misión de la ESA era descubrir la importancia de los cometas en la formación del Sistema Solar.

Rosetta lleva desde el 9 de agosto trazando órbitas elípticas cada vez más cercanas al cometa y, durante el último sobrevuelo, podría quedar a 1 kilómetro de la superficie, una distancia nunca antes alcanzada.

SORPRESIVO HALLAZGO
Fue una sorpresa para los científicos encontrar en el cometa 67P oxígeno en estado muy puro, normalmente no se encuentra así porque es un elemento muy reactivo y se mezcla fácilmente con otros elementos.

Esto significa que el oxígeno estaba en el cometa al comienzo del Sistema Solar, hace 4.600 millones de años.

El cometa es muy poroso y tiene una densidad muy baja, de unos 0,5 gramos por centímetro cúbico, por lo que flotaría en el agua como un corcho, según Schwehm.

EL FINAL
Al cierre de la misión se apagarán todos los sistemas a bordo de Rosetta y se pararán las bandas de frecuencia que ha utilizado para que se puedan usar para otras misiones sin que se produzcan interferencias, explicó.

Los científicos de la ESA están muy contentos con los resultados de la misión, que ha mostrado que están en primera línea junto con la agencia espacial estadounidense (NASA) en la investigación planetaria, comentó Schwehm.

En su largo viaje a través del Sistema Solar, Rosetta recibió el impulso gravitatorio de la Tierra y Marte porque no existe un cohete lanzador capaz de enviar la sonda directamente hasta el cometa.

MIRA MÁS VIDEOS DE PLAY...