¿Cambios en comercializador de transgénicos afectarán al Perú?

Uno de los más grandes distribuidores de productos agrícolas, anunció que trabajará con una ONG contra transgénicos

¿Cambios en comercializador de transgénicos afectarán al Perú?

¿Nos podríamos convertir en un proveedor de productos no transgénicos para corporaciones con políticas similares a la de Cargill? (Foto: Bloomberg)

Cargill es uno de los más grandes distribuidores de productos agrícolas del mundo, especialmente, de granos (maíz, soya, etc.) y alimento para animales (es dueño de Purina); los cuales derivan principalmente de Organismos Vivos Modificados (más conocidos como transgénicos). Cargill siempre ha sido un defensor de esta tecnología por lo que el anuncio que hizo hace unos días ha causado mucha extrañeza.

 

En un comunicado, la empresa dice que está trabajando con Non-GMO Project, una ONG estadounidense que certifica productos que no contienen componentes transgénicos, para atender la demanda de un creciente grupo de consumidores. El tema es que dicha ONG se opone abiertamente a esta tecnología, muchas veces difundiendo información falaz o carente de sustento científico.

Si bien es cierto, la transnacional aclara —en el mismo comunicado— que no respaldan ni están de acuerdo con las posiciones de Non-GMO Project sobre la seguridad y sostenibilidad de los cultivos transgénicos; también reconoce que algunos consumidores quieren más opciones para elegir cuando se trata de alimentos.

El problema que se le podría presentar a Cargill es ¿de dónde va a sacar maíz o soya que no sea transgénica para esta nueva cartera de productos? Los principales productores como Estados Unidos, Brasil y Argentina, han adoptado la tecnología en más de un 90% para estos cultivos. Lo mismo Bolivia, Paraguay y Uruguay.  Debido a esto, para estos países resulta sumamente complicado y costoso segregar el maíz transgénico del no transgénico, por lo que el precio del último es mucho mayor en caso algún cliente lo solicite.

El Perú no cultiva transgénicos. Primero, porque nunca se implementó la ley que los regula (Ley 27104); y, desde diciembre del 2011, por una moratorio de 10 años (Ley 29811). Entonces, este nuevo panorama ¿podría representar algún tipo de oportunidad para el país? ¿Nos podríamos convertir en un proveedor de productos no transgénicos para corporaciones con políticas similares a la de Cargill?

Si quieres saber más sobre este tema, revisa el más reciente post del blog Expresión genética de David Castro.


Tags relacionados

transgenicos

David Castro