El proyecto científico peruano que busca llegar a la Luna

El grupo de investigadores peruanos Killa Lab espera enviar un pequeño laboratorio a la Luna a fines de este año

El proyecto de Killa Lab fue uno de los siete elegidos en un concurso de 3.400 participantes. (Video: El Comercio)

Killa Lab es el primer equipo científico peruano que puede enviar una misión a la Luna luego de que su proyecto de astrobiología fuera uno de los siete elegidos –de entre 3.400 aplicantes– por el concurso internacional Lab2Moon para formar parte de una misión sobre la superficie del cuerpo celeste.

Se trata de la primera misión peruana que llega al satélite terrestre y de la única de Latinoamérica que quedó entre los finalistas de la misión internacional que Team Indus –entidad india organizadora del concurso– enviará.

El grupo de investigadores toma su nombre de la voz quechua para designar a la Luna, conocida como ‘Mama Quilla’ en la mitología incaica.

Ruth Quispe Pilco, Rómulo Cruz Simbrón y Marco Capcha Mansilla, tres de los miembros de Killa Lab, conversaron con El Comercio para explicar la naturaleza de su proyecto y los desafíos que plantea.

“El concurso inició el año pasado y, según  la publicación de Team Indus, participaron 3.400 equipos de investigación de todo el mundo . Luego hubo un proceso de elección de 25 equipos para pasar a la semifinal y después, de 15 equipos que pasaron a la final”, explicó Ruth Quispe.

(Foto: Killa Lab)

Killa Lab es un equipo multidisciplinario, pues cada uno de los miembros procede de distintas áreas de estudio: Rómulo Cruz es egresado de química de la Universidad Nacional de Ingeniería, Ruth Quispe es egresada de biología de la Universidad Agraria de La Molina; Marco Capcha cursa el último ciclo de ingeniería mecatrónica en la Universidad Tecnológica del Perú y Sofía Rodríguez es egresada de biología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

“Nos conocimos en la Sociedad Científica de Astrobiología del Perú. La sociedad una vez al año hace una convocatoria llamando a todos los universitarios o personas interesadas en la ciencia, la astrobiología y todo lo referente al espacio”, contó Marco Capcha.

El joven investigador señala que el el proyecto no solo los llevó a desempolvar libros de texto, sino que también llevó a todos los miembros del equipo a aprender de las áreas de trabajo de los demás. “He aprendido de biología, química y física junto a todos y ellos también han aprendido qué es la ingeniería, la electrónica y la mecánica. Todo esto ha sido un proceso muy emocionante”, explicó Capcha.

Justamente es este enfoque multidisciplinario el que se enmarca dentro de la astrobiología, que en palabras de Ruth Quispe implica “estudiar la vida desde su origen, distribución y futuro a nivel holístico, en el planeta Tierra y en el espacio exterior”.

EN VIVO | ¿Sabías que un proyecto científico peruano podría ir a la Luna este año? Los jóvenes integrantes de Team KillaLab te cuentan qué necesitan para lograr este objetivo https://goo.gl/Feoj7j

Publicado por Diario El Comercio (Perú) en Miércoles, 12 de abril de 2017

Los investigadores visitaron la redacción de El Comercio este miércoles. (Video: Facebook El Comercio)

Detalles del proyecto

El experimento proyectado por Killa Lab se basa en un tipo particular de cultivos biológicos que son dispuestos en pequeñas láminas diseñadas por los investigadores, las cuales reciben el nombre de ‘biopelículas’ o ‘biofilms’.

“Postulamos evaluando la capacidad de sobrevivencia de la biopelículas, conformadas por cianobacterias en condiciones lunares”, señaló Quispe. Los científicos esperan analizar, entre otras cosas, el comportamiento y descomposición de los microorganismos contenidos en las películas al ser alcanzados por la radiación espacial.

“Nuestro experimento consiste en un dispositivo de aproximadamente 6 por 12 centímetros de alto. En él vamos a colocar sensores de radiación UV (ultravioleta), que miden cómo es que la radiación ionizante y no ionizante de la Luna va degradando los pigmentos protectores de nuestros biofilms”, señaló Rómulo Cruz.

Cruz detalló que se busca determinar bajo qué parámetros ocurre la degradación citada y qué fenómenos tienen lugar en las biopelículas. Para dicho propósito, el pequeño laboratorio que irá en la sonda lunar contará con una gran diversidad de instrumentos, como, por ejemplo, un minúsculo espectrómetro.

Así son las láminas con las que viene experimentando el grupo de investigadores. (Foto: Killa Lab)

Un aspecto interesante que Killa Lab encontró durante el concurso es que las diferencias con sus competidores de otros países no era grande y que en muchos casos observaron que estos últimos habían llegado a las mismas conclusiones que ellos, lo que incluye al uso de los mismos componentes. “Tecnológicamente no tenemos nada que envidiar a los extranjeros”, señaló Capcha.

¿Por qué es importante el proyecto?

El primer aspecto de importancia del trabajo de Killa Lab es que se trata de la primera misión científica peruana que puede llegar a la Luna. Lo más lejos de la Tierra que se han realizado investigaciones en nuestro país es en la órbita baja de nuestro planeta.

A lo anterior hay que añadir que, por lo general, la información que circula en los medios en base a la astrobiología está orientada hacia la posible colonización de Marte; sin embargo, la investigación sobre la superficie lunar puede ser un precedente importante y así lo entienden los científicos.

“La Luna está mucho más cerca (de la Tierra) y además hay grandes posibilidades de hacer una colonia para hacer trasbordos a otros planetas. También por las características del medio, que se pueden extrapolar a otros entornos”, contó Marco Capcha.

El pequeño laboratorio tendrá diversas herramientas de medición. (Foto: Killa Lab)

Asimismo, los miembros de Killa Lab señalaron que el desconocimiento de su disciplina y la falsa creencia de escasez de antecedentes en nuestro país son un obstáculo para encontrar apoyo.

“La gente no conoce qué es la astrobiología o piensa que es imposible que el Perú pueda hacer exploración espacial. Eso es una barrera para muchos de nosotros, porque queremos compartir nuestro trabajo con instituciones que apoyan a la ciencia, pero piensan en ‘cuántas personas están haciendo ese tipo de investigación’ o que es algo imposible, no creen que sí podemos”, apuntó Ruth Quispe.

Financiamento

Si bien los investigadores de Killa Lab fueron claros al manifestar que han contado con gran apoyo técnico y académico de entidades como la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (Conida), prácticamente no han han recibido ayuda económica, que es fundamental para poder seguir adelante con la misión.

“Necesitamos aproximadamente 750 mil dólares, de los cuales 650 mil son para el costo de vuelo: todo lo que implica el combustible, la transmisión de la información, la memoria y la plataforma donde va a estar nuestro dispositivo. El otro monto es para desarrollar las simulaciones de vibración y el ensamblaje del cuarto limpio”, explicó la bióloga de Killa Lab.

Lo realmente preocupante es que el plazo para conseguir la gran suma citada tiene como fecha límite el 30 de abril. “Hay algunas empresas que nos han escrito, pero todavía no nos han confirmado el monto exacto”, contó Ruth Quispe.

En ese sentido, Killa Lab hizo un llamado a la comunidad y a las entidades privadas, a fin de que estas contribuyan a la iniciativa, que sería un hito histórico de la ciencia peruana.

“Esta es una gran oportunidad, el Perú nunca ha llegado más allá de la órbita baja con nuestro satélite y ahora tiene la oportunidad de llegar a la Luna. Somos el único país de toda Latinoamérica (en ser parte de la misión) y somos conscientes de que es un hecho histórico, pero necesitamos el apoyo de todos”, explicaron los investigadores.

Para cualquier colaboración escribir a killalab@gmail.com o llamar a los números 992235682, 934900707 y 922171882.

MÁS EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA...

 


Tags relacionados

Killa Lab

Luna