¿Británico es la primera persona curada del VIH?

Ha estado circulando por la web la noticia de un hombre que se curó del virus tras ser sometido a un tratamiento experimental

¿Británico es la primera persona curada del VIH?

El VIH se esconde en las células del cuerpo, lo que impide que los anticuerpos lo detecten. (Foto referencial: EFE)

“¡Al fin!: Un británico de 44 años, el primer ser humano que ha sido curado del VIH”. "Científicos curan al primer ser humano del sida". "Británico se cura por completo del VIH". Estos son algunos de los titulares que han estado circulando por la web y que con mucha osadía afirman que ya existe una cura para el virus de la inmunodeficiencia humana, más conocido como VIH. Pero, ¿es cierta esta noticia?

El origen de esta información es una nota publicada en "The Sunday Times" y titulada "Científicos británicos al borde de una cura del VIH". Como podemos ver, la misma fuente no indica lo que otros medios ya dan por seguro.

Según la nota original, un británico de 44 años es el primero de un grupo de 50 personas en ser sometido a un tratamiento experimental para rastrear y eliminar el VIH de todas las partes del cuerpo. Y los resultados iniciales parecen alentadores, ya que no se ha detectado el virus en la sangre.

No obstante, los investigadores involucrados han advertido que es muy pronto para decir que el tratamiento ha funcionado por completo y que las pruebas médicas durarán por los siguientes cinco años.

Sarah Fidler, especialista del Imperial College de Londres que participó en estos ensayos médicos, indica que los resultados parecen inicialmente prometedores pero que todavía hay un largo camino por seguir.

"Ha funcionado en el laboratorio y hay buena evidencia de que funciona en humanos también", explica la experta. "Pero hay que recalcar que estamos aún muy lejos de cualquier terapia real", agrega.

-Las dificultades-

¿Por qué es tan complicado curar el VIH? Según explicó a El Comercio el Dr. Elmer Huerta, especialista en salud pública, hay dos grandes dificultades para tratar el virus. En primer lugar, el VIH puede esconderse por largos periodos de tiempo dentro de las mismas células del organismo, impidiendo que los anticuerpos lo detecten.

El segundo problema es que el VIH cambia constantemente la estructura molecular de su cápsula, parte del virus que permite que los anticuerpos lo reconozcan. Esto significa que aunque salga de las células, el VIH puede cambiar -por así decirlo- su 'identidad' para pasar desapercibido.

"Debido a que (el VIH) cambia constantemente de cápsula no podemos tener una vacuna. Si yo fabrico un anticuerpo para una cápsula específica, afectará al virus. Pero si la cápsula está cambiando todo el tiempo, el anticuerpo que fabriqué no va a funcionar después", explica el experto.

-El tratamiento-

Entonces, ¿cómo hizo el tratamiento experimental para atacar el virus? Pues lo hace en dos fases. En la primera se usa una vacuna para ayudar al cuerpo a reconocer a las células que esconden al VIH. El segundo paso es usar un nuevo fármaco, llamado Vorinostat, para activar el virus y pueda ser visto por el sistema inmune.

Este tratamiento ha sido llevado a cabo por expertos de la Universidad de Oxford, Cambridge, Imperial College London, University College London y King's College London. Pero cabe resaltar que todavía no ha sido publicado en una revista científica.

Para Huerta, este nuevo tratamiento experimental sigue una tendencia actual de prometedores avances para combatir el VIH. El experto recalca que actualmente con ayuda de antirretrovirales se puede reducir la carga del virus en el cuerpo casi a cero por muchos años. 

-¿Curados del VIH?-

Según los estudios médicos, han existido casos en los cuales se ha podido eliminar casi por completo el VIH. En el 2015, el Instituto Pasteur de Francia dio a conocer la historia de una joven francesa que nació con el virus y que ha vivido unos 12 años sin medicarse y sin rastros de este en la sangre.

La joven inició su tratamiento desde el momento en que nació. Por seis semanas los médicos le aplicaron el fármaco Zidovudine. Sin embargo, los exámenes arrojaron que todavía presentaba niveles altos del VIH en la sangre, por lo que aplicaron una combinación poderosa de cuatro medicamentos.

Tras cumplir los 6 años, se le retiró el tratamiento con los fármacos para aplacar el virus. Pasó medio año para que los doctores volvieran a tener contacto con ella. Lo increíble fue que entonces las pruebas no daban señales detectables del virus en su organismo. Los médicos decidieron no reanudar el tratamiento.

Las investigaciones no han mostrado que la joven posea los factores genéticos asociados a un control natural del virus, por lo que se cree que ella habría desarrollado una resistencia hasta ahora no identificada. Se sabe que el 1% de las personas con VIH pueden controlar de forma natural la infección.

Pero el caso de la joven francesa no es el único en su tipo. En el 2009 la revista "Blood" publicó la historia de Timothy Ray Brown, un estadounidense sometido a un trasplante de médula ósea y que hasta la fecha tiene rastros casi indetectables del virus.

Conocido como "paciente de Berlín", ya que vivía en esa ciudad, fue diagnosticado en 1995 de VIH, y en el 2007 se sometió a un tratamiento para combatir una leucemia mieloide, tipo de cáncer que afecta al sistema inmunológico.

El tratamiento consistía en un trasplante de médula ósea de un donante con la mutación genética CCR5 Delta 32, presente en el 1% de la población mundial y que posee una protección natural contra el peligroso virus.

Esta mutación habría sido la causa de que el sistema de defensa del paciente se haya vuelto resistente al virus, según indica el portal del diario “El Mundo”.

 


Tags relacionados

VIH