Corazones impresos en 3D ayudarían a salvar vidas de bebes

Las réplicas replantearon la estrategia de un grupo de médicos durante delicadas intervenciones quirúrgicas

Corazones impresos en 3D ayudarían a salvar vidas de bebes

Réplica de un corazón de bebe impreso en 3D. (St. Francis Medical Center / Live Science)

Aunque las impresoras 3D nos han sorprendido anteriormente en el campo de la tecnología médica, esta vez una investigación concluye que las réplicas de corazones de bebes ayudarían a salvar las vidas de neonatos con trastornos cardíacos.

“Los primeros resultados sugieren que los corazones impresos en 3D podrían mejorar de manera espectacular la comprensión de los defectos del bebe por parte de los cirujanos antes de entrar en la sala de operaciones”, dijeron investigadores durante una reunión de la Asociación Americana del Corazón.

Los modelos impresos en 3D están diseñados para que coincida con cada pequeño detalle del corazón de un bebe, por lo que pueden ayudar a los cirujanos a planificar dónde cortar el tejido, redireccionar arterias o parchar conductos en niños con defectos congénitos del corazón.

Las réplicas son construidas a partir de imágenes de resonancia magnética. De esta manera se consigue un modelo de precisión anatómica del corazón que luego pasa a una impresora 3D. El empleo de estas réplicas ha provocado resultados sorprendentes.

SALVANDO VIDAS
Según “Live Science”, una réplica imprimida en 3D ayudó a los cirujanos a identificar agujeros similares a las de un queso suizo ocultos en el corazón de un niño. En otro caso, el modelo inspiró a ejecutar una estrategia de reparación que amplió la expectativa de vida de un bebe.

El Dr. Matthew Bramlet, cardiólogo pediátrico del Hospital de Niños y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois, dijo que él y sus colegas comenzaron a usar los corazones impresos en 3D para tomar decisiones quirúrgicas.

En el primer caso, los médicos creían que el bebe tenía un solo agujero en la pared de uno de los ventrículos del corazón. Sin embargo, el corazón impreso en 3D reveló claramente varios agujeros que también tuvieron que ser cerrados.

En el segundo caso, las arterias principales del corazón de otro bebe salían de su ventrículo derecho y presentaba varios agujeros. El procedimiento normal para corregir la anomalía implicaba destruir mucho tejido y afectar las cavidades del corazón.

“Al observar la anatomía en 3D, el equipo fue capaz de encontrar una mejor solución temporal y salvar las cuatro cavidades del corazón, que aumentaron la esperanza de vida del bebe de 20 a 30 años a casi normal”, dijo Bramlet citado por Live Science.

El equipo de Bramlet ha creado una decena de réplicas y todas ellas han logrado que el cirujano mejore la comprensión de la anatomía del corazón antes de la cirugía.

 


Tags relacionados

Impresoras 3D