Detectan daño cerebral por zika en el feto de un mono

El hallazgo servirá para crear un modelo animal para probar la eficacia de vacunas contra el virus del zika

Detectan daño cerebral por zika en el feto de un mono

Los expertos detectaron el daño cerebral en el feto de un macaco cola de cerdo. (Foto: Mike Prince / Flickr bajo licencia Creative Commons)

LONDRES. Científicos estadounidenses han detectado por primera vez lesiones cerebrales provocadas por el virus del zika en el feto de un mono. Los detalles del descubrimiento fueron publicados en la revista "Nature Medicine".

El hallazgo, observación en un ejemplar de macaco cola de cerdo ('Macaca nemestrina'), facilitará la creación de un modelo animal para probar la eficacia de vacunas contra el zika.

"Este estudio nos ayudará a determinar si una vacuna o tratamiento contra el zika previene las lesiones cerebrales en el feto, así como para concluir si es seguro administrar esos remedios durante el embarazo", afirmó Kristina Adams, la investigadora de la Universidad de Washington (EE.UU.) que ha liderado el trabajo.

Los resultados de grupo estadounidense "anulan cualquier duda que pudiera quedar sobre lo increíblemente peligroso que es el virus del zika para el desarrollo del feto", añadió Adams, profesora de obstetricia y ginecología, en un comunicado de su universidad.

La investigación, en la que se inoculó el virus a primates embarazadas, aporta las primeras pruebas directas de que el zika puede atravesar la placenta en las fases tardías del embarazo y afectar al feto.

"Nos quedamos muy sorprendidos cuando vimos la primera imagen de resonancia magnética del cerebro fetal 10 días después de haber inyectado el virus. No habíamos previsto que un área tan amplia quedaría tan profundamente afectada en tan poco tiempo", sostuvo Lakshmi Rajagopal, coautora del estudio.

A raíz de esos resultados, los científicos creen que cualquier tratamiento para prevenir malformaciones cerebrales en el feto debe consistir en una vacuna o bien en un remedio profiláctico administrado en el momento de la infección por una picadura de mosquito, en vistas a neutralizar al virus lo antes posible.

"Cuando una mujer embarazada comienza a notar los primeros síntomas, el cerebro del feto ya puede estar dañado", advirtió Rajagopal.

Este mes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró que la epidemia del virus del zika sigue siendo una emergencia sanitaria de alcance internacional, dada su continua expansión geográfica y las amplias lagunas en el conocimiento sobre sus efectos neurológicos.

La epidemia procede de una cepa identificada por primera vez en las islas del Pacífico, en el 2007. Empezó a cobrar fuerza a finales del 2014, cuando comenzó a propagarse en Brasil.

En junio, la OMS presentó un plan de respuesta a la crisis sanitaria centrado en la prevención, para el cual calculó que son necesarios 121 millones de dólares (107 millones de euros) hasta el final de 2017. 

Fuente: EFE