04 de diciembre del 2016

Nobel de Física a británicos por revelar secretos de la materia

La investigación de los británicos puede contribuir a mejorar los materiales para la electrónica.(Foto: Reuters / Video: AFP)

ESTOCOLMO. Los científicos británicos David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz ganaron el Premio Nobel de Física 2016 por revelar los secretos de la materia exótica. Sus hallazgos pueden contribuir a mejorar los materiales para la electrónica o las computadoras cuánticas.

La Real Academia Sueca de Ciencias reconoció sus "descubrimientos teóricos sobre transiciones de fase topológicas y fases topológicas de la materia". La topología es una rama de la matemática que describe las propiedades de los objetos.

Su investigación, realizada en las décadas de 1970 y 1980, abrió la puerta a un mundo antes desconocido donde la materia adopta estados o fases inusuales, agregó la academia.

"Sus descubrimientos han dado lugar a grandes avances en la comprensión teórica de los misterios de la materia y crearon nuevas perspectivas en el desarrollo de materiales innovadores", agregaron.

Existe la esperanza de que "los materiales topológicos resulten útiles para nuevas generaciones de electrónica y superconductores o en futuras computadoras cuánticas", dijo la academia.

Los jueces del Nobel suelen premiar descubrimientos realizados décadas antes para asegurar que soportan el paso del tiempo.

-Las reacciones-

Thouless, de 82 años, es profesor emérito de la Universidad de Washington. Haldane, de 65, es profesor de física en la Universidad de Princeton en New Jersey. Kosterlitz, de 73 años, es profesor de física en la Universidad Brown en Providence, Rhode Island.

En una intervención telefónica durante una conferencia de prensa en Estocolmo, Haldane dijo estar "muy sorprendido y muy satisfecho" por el premio y añadió que los premiados realizaron sus descubrimientos un poco por casualidad.

Kosterlitz, de nacionalidad británica y estadounidense, dijo que recibió la noticia cuando iba a almorzar en Helsinki (Finlandia), donde es profesor invitado en la Universidad de Aalto. "Estoy un poco deslumbrado. Trato de hacerme cargo", dijo a la agencia AP.

-La investigación-

Mientras la mayoría de la gente conoce objetos de tres dimensiones, los premiados analizaron materiales tan delgados que tienen dos dimensiones o incluso una.

Kosterlitz y Thouless demostraron que materiales bidimensionales podían conducir la electricidad sin pérdidas por resistencia. Esa propiedad se llama superconductividad.

Kosterlitz dijo que era un veinteañero en esa época y que su "ignorancia total" fue una ventaja al oponerse a las ideas científicas aceptadas. "Yo no tenía ideas preconcebidas", recuerda.

Su análisis se basó en la topología, el estudio matemático de propiedades que no se alteran cuando se distorsionan los objetos. Una rosquilla y una taza de café son topológicamente equivalentes porque cada una tiene un agujero. En la topología, las propiedades solo cambian íntegramente: no puede haber dos agujeros.

El miembro del comité, Thor Hans Hansson, explicó el concepto mostrando un panecillo de canela, una rosca y un pretzel a los periodistas en Estocolmo.

Thouless pudo explicar un experimento con una capa muy delgada de material. Su resistencia eléctrica variaba en respuesta a los cambios en un campo magnético, pero mientras la fuerza del campo cambiaba de manera pareja, la resistencia lo hacía en etapas claramente definidas. Es un efecto tan preciso que se lo usa para definir la unidad de resistencia eléctrica, el ohm.

El Premio Nobel está valorado en 8 millones de coronas (930.000 dólares). Los vencedores reciben además una medalla y un diploma en la ceremonia de entrega de galardones que se celebra el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte en 1896 del fundador de los reconocimientos, Alfred Nobel.

Fuente: AP